pdf Centro de visitantes de Sparrenburg Centro de visitantes de Sparrenburg
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Centro de visitantes de Sparrenburg. Max Dudler

Editado por NuriaPrieto

El centro de visitantes de Sparrenburg deja tan sólo unos pocos elementos reconocibles de la fortaleza. Una torre de 37m es el edificio principal, una construcción y restos de una puerta que definen el acceso actual, que fue en su tiempo el recinto de acceso exterior de la misma. El lugar es muy popular ya que ofrece unas vistas perfectas sobre la ciudad.

El nuevo edificio de una planta fue diseñado como un módulo autónomo al sur-este. Junto con la puerta, su estructura forma una nueva salida en la que la entrada histórica a la fortaleza se puede re-experimentar. Al mismo tiempo, la estructura ha proporcionado un nuevo marco espacial para el mismo acceso. Al igual que una brújula, la intervención ha clarificado la secuencia y las alineaciones de las zonas exteriores de la fortaleza mejorando las condiciones funcionales para su uso actual como monumento y mirador.

“El diseño no es la reconstrucción de una pieza histórica cualquiera, sino una nueva capa que se añade a la historia cambiante” Max Dudler. La nueva pieza es independiente de la fortaleza, y de sus periodos de construcción y estilos en el sentido en el que no favorece al castillo medieval, la fortaleza, las construcciones del siglo XIX y destrucciones de la Segunda Guerra Mundial sobre las otras. El diseño traduce la expresión de los edificios existentes al lenguaje actual. Los motivos que se encuentran en el lugar se reinterpretan en el edificio actual. La forma del hormigón compactado en el que se ha estructurado el edificio comunica una sensación tangible de la estancia. Al igual que la sedimentación de la roca, los colores y las texturas de las ruinas del castillo dejan su marca en el interior: tanto la caliza de los muros como la arenisca de las jambas. La estructura de hormigón y sus tongadas muestran el trabajo que se ha realizado en la construcción.

El nuevo edificio no toca el fragmento de puerta en ningún punto, pero deja un hueco entre lo viejo y lo nuevo. Éste abre la puerta en dos caminos hacia la derecha y la izquierda. Uno lleva a la azotea del edificio, el otro a la entrada de servicio en la parte posterior. El camino principal también pasa a través del centro de visitantes. El nuevo lugar es un punto de llegada, distribución e información. Dentro del centro de visitantes se encuentra una tienda y una zona de venta de entradas, en una sala que utiliza el mismo tipo de materiales, mirando a la entrada al noreste.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ

sp_Stefan Mueller (3)

sp_Stefan Mueller