pdf Cabaña en la montaña Cabaña en la montaña
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Cabaña en la montaña. Savioz Fabrizzi

Editado por NuriaPrieto

La cabaña en Tracuit (altua 3256m) pertenece a la sección chaussy del club alpino suizo y se encuentra en el Val d’Anniviers, en el corazón de los Alpes de Valais. Su posición inigualable la convierte en el punto de comienzo perfecto para escalar el Bishorn, el Weisshorn y el Tête de Milon.

La cabaña original fue construida en 1929 y ampliada en numerosas ocasiones para adecuarse al número cada vez mayor de huéspedes y a los niveles de confort. Los requerimientos actuales pasan por la salud y la seguridad, zonas de servicio y protección medioambiental que la cabaña necesitaba para ser completamente reformada. Como transformación de lo existente, la cabaña habría producido un gran sobrecoste, por lo que el club decidió la construcción de una nueva. El diseño fue elegido a través de concurso.

La naturaleza del lugar, entre un desfiladero y un glaciar, define la posición y forma de la nueva cabaña, la cual ha sido construida en el límite del corte vertical, encajando en la topografía del lugar. La fachada sur del edificio se extiende desde el desfiladero y funciona como un gran colector solar, siendo acristalada o cubierta con paneles solares para conseguir el máximo rendimiento de energía solar. El resto de fachadas reflejan el paisaje que las rodea.

Desde el comedor, los huéspedes disfrutan de una vista ininterrumpida sobre el valle de Zinal. A esta altitud, los sistemas constructivos tenían que adaptarse a las condiciones climatológicas adversas y a los medios de transporte disponibles. Transportar hormigón es especialmente caro, así que uso se ha restringido a la cimentación. El resto de de estructura portante es de madera. La fachada y el suelo, se forman con vigas, soportes y revestimientos aislados, todo ello prefabricado y transportado al lugar con helicóptero. Los paneles de acero inoxidable protegen la cubierta y los muros exteriores de los elementos, y sólo hay huecos en las fachadas en las fachas norte, este y oeste, reduciendo así la pérdida de calor proporcionando la ventilación natural óptima. Las grandes ventanas al sur, que se exponen al sol, permiten la entrada de energía solar pasiva que se puede almacenar. Durante las obras la cabaña antigua acomodó a los huéspedes y a los trabajadores, una vez terminada la obra la cabaña se demolió. Aún se conservan los cimientos. La forma compacta del edificio y su eficiente aislamiento, reducen el coste energético, además se utiliza un sistema de ventilación de baja tecnología. Se ha tenido en cuenta durante el proceso de diseño la eventualidad de uso de albergue, y el hecho de que permanece cerrado largas temporadas.

k-sf-trac-024

k-sf-trac-428a

k-sf-trac-242