Obras

Centro de Interpretación de la Resina. Óscar Miguel Ares

Editado por CQ

El Centro de Interpretación de la Resina, más conocido como CIR, se planteó como una lectura del ámbito rural en el que se asienta, disolviendo las referencias en abstractos esquemas que han servido como pautas en la composición del edificio. No solo su cubierta a dos aguas y la escala del edificio hacen reseña de su entorno, si no que también con otros elementos, como el gran portón abatible de la entrada. Se ha planteado como un guiño a las tradiciones constructivas locales.

Es un edificio polivalente para que recogiese diversas necesidades vecinales y municipales. El centro tiene un uso expositivo, sirve como almacén de aperos del oficio de la resina, espacio de formación laboral e incluso de trabajo diario; mientras que el edificio auxiliar alberga las instalaciones, oficinas y baños.

El mobiliario, también mantiene el carácter polifuncional del centro. La espina central es expositor, pero al abatir sus trampillas, sirve como banco de trabajo. Los armarios no solo ejercen funciones propias a su naturaleza, sino que también se diseñaron como “velo iluminador”; el portón y ejerce como filtro de luz, invitación, apertura o cierre de seguridad.

La sostenibilidad-energética se consiguió mediante una piel térmica, formada por un panel sándwich, que sirvió como recubrimiento del viejo edificio al que se le adosó una construcción auxiliar, estrecha y alargada, que se le vincula en su extremo norte.

[www.contextosdearquitectura.com]

AlzadoTrasero

Exterior12Exterior9

Interior1

Interior2

Interior4

Descarga el PDF con más información