comentarios
Objetos

Bagger 288

Editado por B LopezCotelo

El mayor artefacto móvil jamás construido por el hombre es una excavadora. La Bagger 288 está en activo desde 1978, cuando la empresa alemana Krupp la fabricó por encargo de la firma minera Rheinbraun. Sus dimensiones, 246 metros de longitud y 96 de altura, y su peso de 13.500 Toneladas hacen de esta enorme estructura un hito de la ingeniería.  Y su capacidad de movimiento de tierra, también descomunal, hizo de ella una máquina indispensable en el desarrollo de la industria minera  en el estado alemán de Renania del Norte-Westfalia durante las últimas décadas del siglo XX.

Por Hening

Por Hening

Bagger 288. Por Hening

Bagger 288. Por Hening

Por martinroell

Por martinroell

La Bagger 288 puede excavar en veinticuatro horas 240.000 Toneladas de carbón o 240.000 metros cúbicos de estrato inservible. El mecanismo utilizado para la extracción es la rotopala de 21,6 metros de diámetro situada en el extremo de la estructura. Aunque se puede desplazar, esta excavadora no es exactamente una máquina autopropulsada: el sistema de doce orugas que la mueve necesita una fuente externa de energía eléctrica de 16,56 Megavatios, y alcanza una velocidad de aproximadamente 0,6 kilómetros por hora.

Rotopala de la Bagger 288. Por oto6.free.fr

Rotopala de la Bagger 288. Por oto6.free.fr

Orugas de la Bagger 288. Por oto6.free.fr

Orugas de la Bagger 288. Por oto6.free.fr

Bagger 288. Por lkw-stefan.de

Bagger 288. Por lkw-stefan.de

Desde 1978 hasta 2001, la Bagger 288 fue utilizada en la mina  de Hambach. Pero en ese momento tuvo que ser trasladada a otra explotación situada a 22 kilómetros, la mina de Garzweiler. Renania del Norte-Westfalia concentra las mayores minas a cielo abierto del mundo y, aunque Hambach había sido agotada, la excavadora debía seguir funcionando en un emplazamiento cercano. Tras su fabricación, la vida útil de la Bagger 288 se había estimado en 40 años, tiempo suficiente para amortizar los 100 millones de dólares invertidos en su construcción. El traslado a través del paisaje alemán dejó las imágenes más extraordinarias de este coloso. Su escala, adecuada a las vastas explotaciones de carbón, se mostró desmesurada en su encuentro con objetos cotidianos: coches, camiones, casas e incluso carreteras y ríos. El viaje de poco más de veinte kilómetros duró casi tres semanas. Costó 7,6 millones de Euros y exigió la implicación de un equipo de 70 personas. El lecho del río Erft fue rellenado con arena y grava para permitir el paso de la excavadora, y se utilizaron 200.00 metros cúbicos de sedimento para nivelar el camino que la máquina debía recorrer. Atravesó carreteras, autopistas y vías férreas antes de alcanzar la mina de Garzweiler.

Transporte de la Bagger 288. Por lakata.org

Transporte de la Bagger 288. Por lakata.org

Transporte de la Bagger 288. Por wisoveg.de

Transporte de la Bagger 288. Por wisoveg.de

Transporte de la Bagger 288. Por wisoveg.de

Transporte de la Bagger 288. Por wisoveg.de

Transporte de la Bagger 288. Por wisoveg.de

Transporte de la Bagger 288. Por wisoveg.de

Traslado de la Bagger 288. Por oto6.free.fr

Traslado de la Bagger 288. Por oto6.free.fr

El traslado de esta colosal estructura de acero se convirtió en un acontecimiento para los habitantes de Renania. La Bagger 288 congregó a muchas personas a lo largo del recorrido, espectadores que dejaron constancia gráfica de la insólita escena. Testigos minúsculos del traslado de un gigante.

BLC