pdf Puente en el museo de arte contemporáneo Gösta Serlachius Puente en el museo de arte contemporáneo Gösta Serlachius
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Puente en el museo de arte contemporáneo Gösta Serlachius

Editado por NuriaPrieto

El respeto de la nueva construcción por las preexistencias del lugar sin perder por eso la identidad y la posibilidad de crear una arquitectura propia con un lenguaje actual. La riqueza especial que genera el fluido y continuo diálogo del espacio interior con el exterior. Y la armonía del volumen proyectado y como éste se ha adecuado al paisaje en su perímetro. Son valores que se han trasladado y acentuado en las intervenciones que en paralelo a la construcción del nuevo edificio han asumido MX-SI bajo encargo del cliente y en favor de mejorar el resultado del conjunto. En concreto, ante la oportunidad de unir el museo, situado en un parque a orillas del lago Melasjärvi, con la isla Taavetinsaari y lograr un natural incremento del espacio expositivo exterior, se ha realizado la construcción de un puente que unifica ambas áreas.

Una estructura sencilla, singular y alineada a la apariencia formal y conceptual del proyecto inicial que aporta nuevos usos. Un elemento que cohabita con la disposición de obras en el paisaje, intervención que junto a la señalética del edificio también ha sido supervisada por el estudio MX_SI.

La Fundación Serlachius se creó en 1933 con el propósito de cuidar y mantener la colección de arte recopilada por Gösta Serlachius (1876-1942), propietario de una de las industrias papeleras más importantes de Finlandia. Actualmente, el museo exhibe valiosas obras que abarcan los distintos periodos de la escena artística finlandesa, desde las propuestas más antiguas hasta la prolífica Edad de Oro, el modernismo y la creación más contemporánea. Así como la exposición SuperPop! comisariada por Timo Valjakka y que recoge obras clásicas del Pop americano y finlandés.

Una vez iniciada la ampliación del museo Gösta y la intervención paisajística en el parque situado a orillas del lago Melasjärvi, surgió la oportunidad de conectar dicho parque con la pequeña isla Taavetinsaari, situada en la zona sureste del parque. Antiguamente existió un puente de madera que conectaba estos dos puntos, pero se derrumbó hace unas décadas, por lo que había que dar respuesta a la necesidad de integrar la isla como espacio expositivo al aire libre que completando así el conjunto del Museo de Arte Contemporáneo.

El nuevo puente se ha colocado en el mismo lugar que ocupaba la desaparecida pasarela, en el extremo del eje diagonal que conecta la isla con la Manor House Joenniemi. Se trata de un eje que fue trazado desde inicios del siglo XX y que viene acompañado por una prominente línea de árboles que formaba parte del diseño original del paisaje. El principal propósito del diseño del nuevo puente ha sido conseguir la integración de la estructura con el paisaje de forma especialmente sensible y que su geometría responda a su lógica estructural.

Para conseguir la integración en el paisaje, se estudió cuidadosamente la manera en que dicha infraestructura tocaba el terreno en ambos extremos. La orilla del lago que recala en la isla es relativamente más elevada que la orilla del lado del parque, la cual presenta una orografía suave y descendente. Para superar la diferencia de altura y acentuar las peculiaridades topográficas del sitio, el puente se ha colocado con una ligera pendiente, emergiendo de la tierra en el lado del parque y posándose suavemente sobre el terreno de la isla.

La geometría del puente, además de buscar la integración paisajística, es un resultado directo del diseño estructural eficiente. El puente no solo cambia de sección en su parte longitudinal, siendo más gruesa en la base que surge del terreno y más fina en la parte que simplemente se posa en la isla, sino también en su sección transversal en la que se estudiaron los pliegues del acero para conseguir la rigidez requerida. Es una sección con cuatro pliegues que en sus extremos deja el espacio justo para acoplar una barandilla por un lado y un banco por el otro. El acero corten utilizado como elemento estructural, y soldado para conseguir una pieza única sin juntas, también ofrece características plásticas y texturas de apariencia sutil frente

al paisaje donde se coloca. Sin embargo, se consideró necesario brindar al visitante del museo una superficie suave al tacto. Por eso se han diseñado en los laterales las “barandilla-banco” en madera de alerce que acompañan el recorrido a dos alturas diferentes. El banco más bajo se fabricó mediante un tallado tridimensional que permite vaciar la barandilla en el centro del puente para alojar cómodamente a un grupo de visitantes que deseen sentarse y detenerse a mirar el paisaje.

El respeto de la nueva construcción por las preexistencias del lugar sin perder por eso la identidad y la posibilidad de crear una arquitectura propia con un lenguaje actual. La riqueza especial que genera el fluido y continuo diálogo del espacio interior con el exterior. Y la armonía del volumen proyectado y como éste se ha adecuado al paisaje en su perímetro. Son valores que se han trasladado y acentuado en las intervenciones que en paralelo a la construcción del nuevo edificio han asumido MX-SI bajo encargo del cliente y en favor de mejorar el resultado del conjunto. En concreto, ante la oportunidad de unir el museo, situado en un parque a orillas del lago Melasjärvi, con la isla Taavetinsaari y lograr un natural incremento del espacio expositivo exterior, se ha realizado la construcción de un puente que unifica ambas áreas.

Una estructura sencilla, singular y alineada a la apariencia formal y conceptual del proyecto inicial que aporta nuevos usos. Un elemento que cohabita con la disposición de obras en el paisaje, intervención que junto a la señalética del edificio también ha sido supervisada por el estudio MX_SI.

La Fundación Serlachius se creó en 1933 con el propósito de cuidar y mantener la colección de arte recopilada por Gösta Serlachius (1876-1942), propietario de una de las industrias papeleras más importantes de Finlandia. Actualmente, el museo exhibe valiosas obras que abarcan los distintos periodos de la escena artística finlandesa, desde las propuestas más antiguas hasta la prolífica Edad de Oro, el modernismo y la creación más contemporánea. Así como la exposición SuperPop! comisariada por Timo Valjakka y que recoge obras clásicas del Pop americano y finlandés.

Una vez iniciada la ampliación del museo Gösta y la intervención paisajística en el parque situado a orillas del lago Melasjärvi, surgió la oportunidad de conectar dicho parque con la pequeña isla Taavetinsaari, situada en la zona sureste del parque. Antiguamente existió un puente de madera que conectaba estos dos puntos, pero se derrumbó hace unas décadas, por lo que había que dar respuesta a la necesidad de integrar la isla como espacio expositivo al aire libre que completando así el conjunto del Museo de Arte Contemporáneo.

El nuevo puente se ha colocado en el mismo lugar que ocupaba la desaparecida pasarela, en el extremo del eje diagonal que conecta la isla con la Manor House Joenniemi. Se trata de un eje que fue trazado desde inicios del siglo XX y que viene acompañado por una prominente línea de árboles que formaba parte del diseño original del paisaje. El principal propósito del diseño del nuevo puente ha sido conseguir la integración de la estructura con el paisaje de forma especialmente sensible y que su geometría responda a

su lógica estructural.

Para conseguir la integración en el paisaje, se estudió cuidadosamente la manera en que dicha infraestructura tocaba el terreno en ambos extremos. La orilla del lago que recala en la isla es relativamente más elevada que la orilla del lado del parque, la cual presenta una orografía suave y descendente. Para superar la diferencia de altura y acentuar las peculiaridades topográficas del sitio, el puente se ha colocado con una ligera pendiente, emergiendo de la tierra en el lado del parque y posándose suavemente sobre el terreno de la isla.

La geometría del puente, además de buscar la integración paisajística, es un resultado directo del diseño estructural eficiente. El puente no solo cambia de sección en su parte longitudinal, siendo más gruesa en la base que surge del terreno y más fina en la parte que simplemente se posa en la isla, sino también en su sección transversal en la que se estudiaron los pliegues del acero para conseguir la rigidez requerida. Es una sección con cuatro pliegues que en sus extremos deja el espacio justo para acoplar una barandilla por un lado y un banco por el otro. El acero corten utilizado como elemento estructural, y soldado para conseguir una pieza única sin juntas, también ofrece características plásticas y texturas de apariencia sutil frente

al paisaje donde se coloca. Sin embargo, se consideró necesario brindar al visitante del museo una superficie suave al tacto. Por eso se han diseñado en los laterales las “barandilla-banco” en madera de alerce que acompañan el recorrido a dos alturas diferentes. El banco más bajo se fabricó mediante un tallado tridimensional que permite vaciar la barandilla en el centro del puente para alojar cómodamente a un grupo de visitantes que deseen sentarse y detenerse a mirar el paisaje.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ

la foto 4

_05_EBach_1391

_07_EBach_1393