pdf Cierre para el yacimiento de A Rocha Forte. rvr  arquitectos Cierre para el yacimiento de A Rocha Forte. rvr arquitectos
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Cierre para el yacimiento de A Rocha Forte. RVR

Editado por CQ

El castillo de A Rocha fue construido en torno al año 1240, durante el episcopado del arzobispo Juan Arias y fue destruido en 1467, en la segunda guerra Irmandiña, en tiempos del arzobispo Alfonso II de Fonseca.

La historia del castillo de A Rocha Forte está íntimamente ligada a la de la ciudad de Santiago, siendo escenario de algunos de los acontecimientos más importantes ocurridos en esa época. Los doscientos años en los que la fortaleza de A Rocha estuvo en pie fueron una época de gran convulsión social para la ciudad de Santiago, marcada por las tensiones entre el poder de la Mitra Compostelana y la creciente burguesía urbana apoyada en ciertos sectores de la nobleza, que desembocarían en las revueltas irmandiñas del siglo XV, durante las cuales tuvo lugar su destrucción.

El trabajo realizado consistió en la elaboración de los cierres y cancillas exteriores de acceso al yacimiento y el diseño de una serie de paneles informativos que difundan los orígenes, el contexto histórico y la función original del antiguo castelo da Rocha. Dichos cierres no debían tener tanto la misión de formar una barrera física y visual efectiva que impida el paso de personas y animales a cualquier coste, sino más bien establecer un elemento de delimitación del yacimiento, de disuasión y señal para regular el acceso de visitantes. Para las personas, el cierre define un límite entre este espacio arqueológico ordenado y salvaguardado por la administración pública y el espacio rural circundante, permitiendo a la vez la visión general del perímetro del yacimiento. Es también un recordatorio de que se está accediendo a una propiedad pública y de interés patrimonial, cuyo uso y disfrute para toda la comunidad en las debidas condiciones depende en gran parte del propio uso que sus visitantes hagan de él.

El cierre establece fundamentalmente el límite hacia los lados sur y oeste del yacimiento, quedando este protegido en el lado norte por las propias vías del ferrocarril y en el lado este por la estructura consolidada de la muralla del antiguo castillo. Está formado por varillas de acero de sección circular de 20 mm, con una separación entre ejes de 15 cm, que se arriostrarán transversalmente con piezas del mismo diámetro. Se establece así una barrera física para impedir el acceso incontrolado al yacimiento que sin embargo permite también, debido al pequeño diámetro de las barras y a su color oscuro, la contemplación de los restos del castillo.

Se construyeron dos puertas para regular el acceso de público al yacimiento y permitir también la entrada de vehículos de mantenimiento, estas se construyen de forma similar al cierre, de manera que cuando estén cerradas establezcan una continuidad con el resto del vallado.

20140305_021 20140305_062 20140305_081b 20140305_117 _ROCHA009 20140305_064b

Descarga el PDF con más información