pdf Rectangular forest. Jun Igarashi Rectangular forest. Jun Igarashi
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Rectangular forest. Jun Igarashi

Editado por CQ

Esta casa tiene únicamente una habitación. La parcela es pequeña, larga y estrecha en sentido norte-sur. Al oeste, pasa una vía de tráfico denso. Al este y oeste hay casas. Al norte, una tierra sin edificación. El cliente sugirió algunas condiciones para el diseño, de forma que pudiese habitarla sin preocuparse por las vistas indiscretas de sus vecinos o de la carretera al sur. Además quería mucha luz natural y el máximo espacio con el menor precio posible.

En primer lugar, el volumen se configura como tres módulos de frente por 11 de profundidad. Lo siguiente es conformar esa habitación única (3×11 módulos*) de 33 piezas como un ‘único espacio en ángulo’, como la mínima unidad espacial. Se dispuso un pilar en ángulo de 10cm en el punto de cruce de la malla. Los suelos, muros, los techos, las estructuras de aluminio para las correderas o las ventanas, los equipamientos y los muebles se dispusieron sobre estas mallas, 6 elementos que se utilizaron también como porche y jardín de entrada. Así terminaron por convertirse en distancias entre lo público y lo privado. Al norte, se utilizaron tres piezas como patio de servicio, y en invierno se utiliza como ventilación para deshumidificar cerrándolo con cortinas plateadas. No hay ventanas que se cieguen para evitar las vistas de los vecinos al este y oeste. Se utilizaron pares de policarbonato en ambas caras como muro que permitía proteger más fácilmente del sol. Al norte y sur se dispusieron 8 piezas sobre la malla como fachadas este y oeste, alineadas. Se dejaron 16 piezas libres para ser utilizadas libremente.

La altura libre del edificio es de 2,20m. Éste se encuentra en una zona muy fría de Hokkaido, de hecho el 70% de los muros están realizados con vidrio debido a las condiciones frías del tiempo. Como resultado, esto crea ciertos efectos en la habitación. El techo es más bajo y el espacio interno de la habitación menor. Además, el distribuidor de madera decidió las dimensiones de los marcos de ventanas y puertas correderas, para adaptarlas al precio. Los materiales eran de bajo coste, pero siempre con la premisa de que permitiesen la entrada de luz natural, el reflejo difuso y el cambio suave. Se utilizó el policarbonato ‘konami’ habitual en la construcción de equipamientos agrícolas, para muros y techos. Las instalaciones de distribución de agua caliente se colocaron a lo largo del suelo de forma que calentasen toda la superficie. ‘Un espacio en ángulo’ compone este espacio, es un poco inconveniente, pero ese inconveniente proporcionan a la gente el placer de pensar cómo se pueden mover allí las personas, las sillas y las cosas y cómo habitarlo. Esto no existe en los espacios convencionales o convenientes.

04

03

07

0104Descarga el pdf con más información