Objetos

chapas

Editado por B LopezCotelo

Cuando el nuevo cierre para botellas fue patentado se llamó crown cork, literalmente corcho corona. Más tarde pasó a ser conocido como crown cap o tapón corona. Pero pronto fue bautizado popularmente como chapa.

El invento surgió en 1891 en la ciudad norteamericana de Baltimore, gracias al ingenio de William Painter. Hasta ese momento, los cierres de las bebidas gaseosas no permitían una total estanqueidad. Las pérdidas del líquido envasado o del dióxido de carbono que hacía de él una bebida gaseosa suponían enormes pérdidas para los embotelladores. En ocasiones, el contacto entre el líquido y algunos tapones metálicos habituales en la época había derivado además en serios problemas de salud pública.

Painter era consciente de esto cuando se enfrentó al diseño de un nuevo sello para botellas. Y la solución fue tan sencilla y eficiente que se ha convertido en el cierre más habitual para envases de bebidas gaseosas durante ciento veinte años. Su diseño consistía en una chapa metálica de forma circular cuyo borde era plegado para ceñirlo a la boca de la botella. Esta pestaña corrugada le confería el característico aspecto de corona al que debe su denominación original. En su cara interior, una pequeña pieza circular de corcho y papel permitía la total estanqueidad del envase, al tiempo que impedía cualquier contacto entre el líquido y el metal. Tras patentar el invento en Febrero de 1892, William Painter fundó Crown Cork and Seal Company, empresa que aún sobrevive con el nombre de Crown Holdings. Dos años después, Painter patentó también uno de los primeros artefactos diseñados para la apertura de botellas selladas con tapón corona. El éxito de las chapas de Painter cimentó un constante crecimiento de su compañía.

William Painter. Por henry-korritter.de

William Painter. Por henry-korritter.de

Borde dentado. Por Thislslt2

Borde dentado. Por Thislslt2

Primera patente de crown cap. Por google.com

Primera patente de crown cap, 1892. Por google.com

Primera patente de crown cap. Por google.com

Primera patente de crown cap, 1892. Por google.com

Artefacto para abrir botellas, 1894. Por boxvox.net

Artefacto para abrir botellas, 1894. Por boxvox.net

El tapón era desechable, algo revolucionario a finales del siglo XIX. En esos años, un trabajador de la empresa entendió las enormes posibilidades comerciales de ese nuevo concepto: era King C. Gillette, que más tarde patentaría la innovadora cuchilla de afeitar no reutilizable. En la década de 1920, la Crown Cork and Seal Company centró sus esfuerzos en controlar el sellado de bebidas no alcohólicas. La ley seca obstruía el crecimiento de la compañía, cuyos principales clientes habían sido durante treinta años los fabricantes de cervezas. Para entonces, la empresa fundada por Painter tenía factorías en diferentes países del mundo. Consiguió extender su mercado a todo tipo de bebidas gaseosas, y poco a poco las monótonas chapas se fueron transformando en soporte artístico y testimonio de su época. 
Por hawkkrall

Por hawkkrall

Por hawkkrall

Por hawkkrall

Por hawkkrall

Por hawkkrall

Por mmoroca

Por mmoroca

Las diferentes marcas de bebidas comenzaron a  diseñar cierres más reconocibles, más llamativos y sugerentes. La imagen del sello de una botella pasó a ser fundamental en la identidad corporativa de cualquier compañía. Una revisión de los diseños de chapas de las últimas décadas evidencia las evoluciones del grafismo, de la tipografía y de las técnicas de coloreado de chapas que han tenido lugar en este período. Hace tiempo que las chapas se han convertido en objetos de colección, tras haber trascendido la estricta función de cierre estanco para bebidas gaseosas. Los universales ‘juegos de chapas’ han contribuido a consolidar su popularidad y hacer de ellas un icono global para muchas generaciones. Hoy existen numerosos juegos en línea y videojuegos que reproducen estos entretenimientos infantiles.

por hawkkrall

por hawkkrall

Por laurabeamer.com

Por laurabeamer.com

Por todocoleccion.net

Por todocoleccion.net

Juegos de chapas. Por moeppp

Juegos de chapas. Por moeppp

Las chapas han mantenido su diseño original con exiguas variaciones desde la última década del siglo XIX. Sólo la pieza de corcho ha sido sustituida por materiales plásticos, más higiénicos y efectivos. Han surgido variantes, como la denominada twist-off, que permite una apertura manual del envase con un simple giro. Elimina así el principal problema de las chapas, la necesidad de un instrumento para abrir las botellas. No siempre está a mano cuando se tiene sed. Pero ni el twist off ni una innumerable sucesión de sofisticadas patentes destinadas a optimizar la estanqueidad y facilitar la apertura de los envases han conseguido acabar con las chapas clásicas. Los niños las siguen escogiendo para sus juegos en las horas muertas. Aunque ahora sean virtuales.

BLC