Obras

Escola do Padrão. Nuno Brandão Costa

Editado por NuriaPrieto

Diseñar una escuela para niños pequeños, sería inicialmente la respuesta a un problema urbanístico. La parcela era un vacío situado entre construcciones de escalas y lenguajes dispares, por lo que necesitaba de una intervención integral. Se propuso un muro continuo para unir todo, como se decía en la escuela de arquitectura: una línea para cose el tejido urbano.

Una línea puede ser un muro. Los muros son generalmente de piedra, pero no era posible ya que no encajaba con el entorno urbano. Por eso se planteo la idea: ¿era viable una solución más arquitectónica? Un muro continuo que, a la vista, establece el límite de la escuela, definiendo una cota de nivel para el recinto y poder levantar un volumen para, por ejemplo, conformar un patio. Lo mismo sucede con el espacio triangular generado en el prisma de la biblioteca.

El muro penetra en la escuela, y define los límites de los pasillos, del comedor, del gimnasio, sobre los cuales disponer los volúmenes (paralelepípedos) para organizar el espacio. Como piezas en un tablero de cualquier juego infantil.

AT_20110906_004

AT_20110906_005

AT_20110916_025