Obras

Laboratorio de curadoría. João Mendes Ribeiro

Editado por CQ

“Laboratorio de curadoría” es una plataforma de debate creada durante Guimaraes 2012, Capital europea de la cultura, como un caldo de cultivo en la programación cultural y su relación con el contexto. El laboratorio se iba a situar en una antigua fábrica como un espacio para recibir a creadores y pensadores durante la capitalidad cultural. El programa del “Laboratorio de curadoría” se dividía en tres momentos, cada uno correspondiendo a un grupo de eventos estructurados entorno a un concepto, la arquitectura temporal, una residencia de artistas colectiva y un proyecto editorial. La torre de “Laboratorio de curadoría” se creó para un segundo momento del programa llamado “Document and Discourse”, como un escenario de arquitectura temporal entorno al cual tendrían su lugar los artistas residentes y el proyecto editorial. Este segundo momento estaba particularmente dedicado a la reflexión crítica y teórica basada en la investigación editorial y de coordinación, tomando elementos como el texto, traducción, autopublicación, libros de artistas, archivos y críticas de arte como conceptos operativos y problemáticas fundamentales.

La torre del “Laboratorio de curadoría” se construyó dentro del edificio de una antigua fábrica, ocupando verticalmente todo el espacio hasta el techo, como un elemento que juega con la estructura y el movimiento, la escala y la materialidad. Su estructura de madera estaba pensada para trabajar como un contenedor que, independiente y aparentemente estático, envolvería el movimiento de una escalera. Al mismo tiempo, el espesor de sus elementos estructurales le permitiría transformarse en una larga y continua estantería/archivo. Este objeto torre, de alguna forma se convirtió en un archivo vertical para movimientos, que funcionaba como un espacio dentro de otro espacio, revelando diversos momentos a través de sus niveles: un espacio de lectura, la mesa; un espacio para el movimiento y la contaminación, la escalera; un espacio de documentación y exhibición, la estantería; y un espacio para estar arriba, el balcón.

La estructura ha vivido tres residencias artísticas que han ocupado el Curator’s Lab: el Embankment Collective [Aida Castro, Jonathan Saldanha y Maria Mire], el dúo Sara & André y LiMac (Lima Contemporary Museum of Art, fundado por Sandra Ga,arra y coordinado por Antoine Henry-Jonquères). El Embankment Collective fue la primera residencia en ocupar e interpretar la torre, enlazando con la idea de su sedimentación y conversión en una “caverna vertical”. Esta residencia terminó con una performance y una publicación, realizada en colaboración con el diseñador Pedro Nora y el ilustrador Daniel Silvestre da Silva.

Siguiendo la construcción de la torre, y como respuesta a algunas necesidades prácticas del evento, se crearon otras dos estructuras complementarias en el asa Factory, una librería y un punto de información, amb0os ocupando el edificio con la presencia central de la torre, pero también capaces de trabajar como elementos funcionales autónomos. Estas tres estructuras utilizan el mismo material y al misma lógica estructural.