Obras

Casa en Rokko. Tato architects

Editado por C.Quintans

Buscando la forma en que la arquitectura no cree un daño permanente en el entorno.

He pensado de forma ansiosa sobre lo que debería ser la arquitectura que se coloca sobre una hermosa vista. ¿Cuál es la manera, que disfrutando la vista, no domine el paisaje?

Al final de una zona residencial desarrollada en el pasado, con un terreno disponible amplio, pero demasiado empinado para traer maquinaria pesada para levantar los pilotes.

Se generó un plano de 3.5 x 13.5 m, dejando una distancia suficiente para la excavación manual para realizar los cimientos; la primera planta se construye completamente de vidrio, abriéndose totalmente a las vistas y equipándose con muebles de cocina y un baño de visitas.

En el segundo piso se dispuso una gran habitación común, un baño y un área de almacenamiento, al que se le dió una apariencia totalmente convencional para integrarse en el barrio. La segunda planta tiene un cerramiento con grandes aberturas distribuidas equitativamente que permiten la ventilación natural.

Se aplicó un sistema de almacenamiento térmico en la losa de hormigón y en el segundo piso una película de radiación infrarroja que lo complementa. Durante el verano, los aleros de una terraza en el segundo nivel bloquean la luz del sol y la brisa de la montaña.

En verano se espera que las cornisas bloqueen la luz solar y el viento cálido que sopla en las laderas del Monte Rokko.

Se adopta un sistema constructivo que incorpora una estructura de acero según los deseos del cliente. Las secciones mínimas obligaban a utilizar elementos de sección 100mm x 100mm en H, limitando su peso a piezas de 100kg, para facilitar su transporte al lugar. Para resolver el voladizo del balcón se utilizó una chapa de acero de 4,5mm de espesor solventando la pérdida de rigidez estructural causado por el gran corte creado por la apertura del hueco de escalera.

Observando el entorno con cuidado sin responder de forma directa a él, el resultado es esta vivienda de planta baja vacía, con suelo de hormigón y grandes muros de vidrio. Tengo la sensación de haber encontrado una forma de cooperar, de manera lógica, con el peculiar paisaje de este lugar en el que el entorno, la arquitectura y las cosas de sus habitantes están en continua relación.

Traducción: Nuria Prieto