Obras

REM Island Amsterdam. Concrete

Editado por CQ

La construcción de la isla de REM (pirate broadcasting company) comenzó en 1964. La isla se encuentra a 9 kilómetros de la costa de Noordwijk fuera de las aguas territoriales para evitar la legislación holandesa. En el verano de aquel año tenía la primera radio comercial. Construida completamente en acero, la isla de REM se ve como prototipo de construcción para plataformas petrolíferas en el mar.

La isla albergaba una torre de radio de 80 metros de altura apoyándose sobre seis pilares y a 10 metros sobre el nivel del mar. Cuatro meses después de la primera retransmisión, el gobierno holandés adoptó la ley anti REM y a ello le siguió una redada de la policía federal. El gobierno tomó todos los equipos y derribó la torre. Un grupo de pioneros en retransmisión se reunieron y establecieron la TROS (un conocido canal de la televisión holandesa). Tras la redada el gobierno tomó el control sobre la isla y comenzó a utilizarla como base de pruebas de la National Water Development. La isla de REM fue desmantelada y traida a la costa en 2006

En 2007, Concrete fue llamada por Nick van Loon para pensar una idea sobre la REM eiland que se encuentra en el río IJ en Ámsterdam. En colaboración con la corporación “De Principaal” Nick van Loon desarrollará el proyecto en 2008. Concrete, realizó el diseño de renovación y ampliación de la isla de REM, y Nick van Loon diseñó el interior.

La isla de REM se encuentra en Houthavens en Ámsterdam en el final de Haparandadam y tiene un papel activo en la promoción del puerto y la zona residencial adyacente.

El programa se compone de una oficina en la primera planta y un restaurante en la segunda y tercera, añadiendo un piso extra para poder ampliar el restaurante dos plantas más. A 25 metros de altura, en la  cubierta se sitúa una terraza pública con una fantástica vista de 360º. El edificio, distintivo, con su fachada de cuadros rojos y blancos se apoya en pilares de 12 metros de alto a una  distancia de 15 metros de la costa.

Para llegar al edificio se accede desde una pasarela peatonal, primero desde la isla y luego a través de una enorme construcción de acero.  El camino se divide en dos, una parte se dirige al ascensor, mientras que la otra va hacia las escaleras a partir de la fachasa noreste, con conexiones a cada una de las cubiertas y de la terraza. Caminando alrededor de la isla el visitante tiene una gran vista desde cada una de las terrazas.

El dibujo blanco y rojo de cuadros dela fachada del edificio continúa en el pavimento exterior. Las partes rojas de la fachada son cerradas (sólidas) mientras que las blancas se rellenan con grandes huecos con vidrio. Los detalles y características existentes han sido preservados y reutilizados. Las grandes pasarelas exteriores, las grandes señales luminosas y el barco salvavidas se han dispuesto de nuevo en la isla. El nuevo piso añadido se coloca sobre el antiguo helipuerto diseñado con la misma malla que la estructura existente. Las partes más grandes de la fachada y los pilares se realizan in situ para crear una transición sutil entre lo viejo y lo nuevo. Las escaleras, terreno y plataformas de investigación se han reutilizado mayoritariamente y se han hecho accesibles, para asegurar la isla y mantener su atmósfera original. Todos los cerramientos originales han sido renovados y las barandillas se han customizado para adaptarlas a los estándares actuales. La cubierta 1 tiene una conexión que hace posible que sea recorrible en su totalidad. La oficina tiene grandes paneles de vidrio que crean una habitación luminosa con vistas sobre el río IJ, los Houthavens y la ciudad. La cubierta 2, se encuentra el suroeste del edificio, proporcionando una terraza soleada mediante puertas pivotantes de acero en las partes blancas de la fachada que se conectan con el bar en el interior. La cocina y el acceso al restaurante se encuentran también en la cubierta 2. Una amplia escalera lleva a a los visitantes a través de un vacío desde la cuberta 2 a la 3 donde estaba el helipuerto. Esta cubierta está rodeada por grandes puertas de vidrio correderas y una pasarela entorno al helipuerto que se puede utilizar también como terraza. Por último la cubierta-terraza de 140 metros es accesible desde las escaleras principales. La recompensa por los 22 metros de ascenso es una inesperada vista sobre el centro de Ámsterdam.

Traducción Nuria Prieto

DESCARGA AQUÍ EL PDF CON MÁS INFORMACIÓN