Objetos

Ducha

Editado por NuriaPrieto

A principios del siglo XVIII la visión de la higiene personal comenzaba a cambiar. Entre la sociedad era común lavarse las manos y la cara todos los días, pero eran pocos los que tenían a su alcance darse un baño más de una vez a la semana. Hacia el final de siglo la higiene y la promoción de ésta se ve como la forma de frenar muchas de las enfermedades que afectaban a la gente, especialmente en las ciudades.

A finales del XVIII en pleno romanticismo, la simplicidad de lo natural estaba de moda, con ello los torrentes de agua, las cascadas y por extensión la limpieza. Se buscan nuevos artefactos que permitan simular una cascada de agua, de manera que ducharse en lugar de bañarse sea una manera de higiene más periódica. William Feetham inventará la primera ducha en 1767, patentándola. Se trataba de una estructura que incorporaba en su parte superior un tanque de agua accionado mediante una cadena, en la parte inferior un desagüe conectado a una bomba que permitía recircular el agua que había caído. Los primeros intentos de ducha, eran con agua fría siempre, ya que era la única posibilidad existente, la patente de Feetham, aprovechaba más agua, pero reutilizaba el agua sucia. Ambas características no resultaban muy confortables. La cadena que libera el depósito superior permitía aclararse de golpe.

Patente de William Feetham, 1851. John Leech

Patente de William Feetham, 1851. John Leech

Hasta que no se introdujeron las tuberías de agua caliente, la ducha era una actividad muy poco común. Con la llegada del agua caliente en el siglo XIX, las invenciones se multiplican y nacen nuevas patentes de duchas. El propio Feetham desarrollará alguna más. Las mejoras que se realizan en las nuevas duchas permiten regular el caudal del agua, así se controla el ángulo del chorro, su fuerza y la distancia. En 1870, a pesar de que se decía que podía ser un error darse baños diarios, la ducha comienza a aparecer en todas las viviendas de clase alta.

Needle Shower

Needle Shower

Aparecerán nuevas patentes que se realizan con tuberías, las conocidas como “needle bath” de Smeaton, una serie de tuberías dispuestas de manera que se pueden controlar de manera independiente, y de ellas pueden partir chorros. Las más sencillas tendrán únicamente un aro superior, ya que muchas empresas se negaban a producir ese modelo por la “sensación de confinamiento” que producía. Entorno a 1900 las duchas comenzaban a aparecer en las viviendas, y será en 1920 cuando los hogares americanos comiencen a adoptar como “normal” la disposición de una ducha en la casa.

Patente de William Feetham, 1822

Patente de William Feetham, 1822

Patente de William Feetham, 1822

Patente de William Feetham, 1822

Patente de William Feetham, 1822

Patente de William Feetham, 1822

1888

1888

1910

1910

1917

1917