Obras

Waldschule Trin. Berchtold Architektur

Editado por CQ

En el límite de un bosque al pie de Trin Urhütten, con una peculiar madera, se construye una cabaña. Aquí los niños estudian así como los hijos de aquellos que visitan el bosque. Se puede aprender sobre plantas y animales, una lección muy amplia de cultura general. Fuera de la cabaña, un domingo del mes de Junio, bajo la cubierta de teja, los niños dan una clase en el bosque, observando hormigas,moscas, arañas y todo tipo de escarabajos. Recogen insectos y durante un corto periodo de tiempo los encierran para observarlos. Dentro de la cabaña observan la naturaleza y dibujan. Las acciones de los niños se remontan a una idea: el bosque y la arquitectura en la sala de estudio temporal. Los profesores y los niños pueden pasar una semana en el bosque. Los niños plantaron árboles, ajenos a lo que supone su conservación y la protección, cuando crecieron, matizaran la luz del entorno. Este proyecto ha recibido varios premios y su valor se ha empleado para el mantenimiento de la comunidad forestal. Se preveían tres aulas, pero no de muros sólidos, no son unas habitaciones cerradas, se trata de una concepción de aula sin precedentes. Tienen todas las características de un aula: suelo, pared, techo, puertas y ventanas para que penetren la luz y el paisaje. Dentro hay una larga mesa, alrededor de la cual se sientan los niños para escuchar a sus maestros. A izquierda y derecha hay bancos. En las paredes se cuelgan plantas y algún insecto. Así los niños pueden aprender. Los arquitectos se han inspirado en los antiguos establos, para la construcción de esta aula, los listones se van intercalando unos sobre otros trabándose en las esquinas.

La madera de alerce para la construcción del mismo, se lleva al lugar y es construida por niños coordinados por los arquitectos y los adultos, cortando madera con escuadría de 10 a 14 cm.

Descarga el pdf con más información