Objetos

TOIO. Castiglioni

Editado por C.Quintans

La lámpara Toio puede considerarse uno de los objetos más interesantes conseguidos a través del ensamblaje de distintas piezas industriales  que corresponden a distintos ámbitos: pesca, automoción o soluciones industriales de electricidad.. En esta lámpara el uso de las partes constitutivas determina la forma, con una exhibición sin complejos de piezas que habitualmente se escondían y consigue con esa suma y con la disposición de las piezas un cambio de sus funciones para las que se habían producido. Pensada para conseguir una iluminación indirecta, es una creación de los hermanos Castiglioni realizada en el año 1962. Achille e Pier Giacomo Castiglioni usaron un faro de automóvil especial de 300 watt, importado en los inicios de los años 60 de Estados Unidos.Una pequeña barra de diámetro 6 mm se curva formando un bucle, como si comenzásemos a realizar algún nudo y se fija con soldadura a una barra exagonal que puede ajustar la altura entre 170 y 200 cm. El bucle es el apoyo de la lámpara. La barra exagonal de latón se introduce en lo que hace de pie, que resulta de la combinación de chapas de acero y unos angulares, también de acero, que se pintan para mostrar su realidad. Esta lámpara de pie se caracteriza por un fuerte contraste entre la ligereza del soporte y el diámetro del faro o las características del pie.

En la base se usa un transformador como contrapeso para dar estabilidad a la lámpara, la existencia del transformador es necesaria para compensar la diferencia de tensión entre la fuente de luz (125 voltios) y los 220 voltios usuales en Europea y se deja expuesto. El transformador podría ser más pequeño o podría no ser necesario con otro voltaje de la lámpara, pero nos quedaríamos sin ese peso necesario para la estabilidad de la Toio. El cable se conecta a un regulador electrónico que ajusta la intensidad de paso de luz, este cable se agarra con bucles propios de las cañas de pescar y se puede recoger con un sencillo añadido en la base. Un tornillo de fijación permite el ajuste de la altura de la varilla y sirve de agarre a un corchete hecho con chapa  que se usa para enrollarle el cable. La Toio atiende a todos los requisitos imaginables con el mayor de los desparpajos .