Lugares

Cataratas del Niágara

Editado por NuriaPrieto

Las cataratas del Niágara se forman entre la frontera de Canadá y EEUU, por una diferencia de cota que ha de salvar el río Niágara. Por el río Niágara circula el agua de los Grandes Lagos, lo cual convierte a estas cataratas en las más voluminosas de América del Norte. La altura libre del salto de agua es de 52m y se distribuyen en tres grupos: las cataratas canadienses, las cataratas americanas y las cataratas Bridesveil (velo de Novia). Las Bridesveil, se pueden calificar más como saltos de agua que como cataratas estrictamente ya que se trata de saltos más pequeños y más aislados. La frontera entre Canadá y EEUU se marca con la Goat Island, que parte también los grupos de cataratas.

Las cataratas del Niágara se formaron durante los periodos de glaciaciones, debido al arrastre del glaciar sobre la zona, lo cual generó lagos y cauces. Conocidas por los indígenas de la zona, su nombre Niágara, proviene de los indios ongiara (pertenecientes a los iroque) y significa trueno de agua. La fama de las cataratas llegaría con el descubrimiento occidental de las mismas. Se cree que la primera descripción fiel de las cataratas se debe a Pehr Kalm, naturalista que realizó una expedición a la zonas a principios de siglo XVIII. El padre Louis Hennepin, quien llegaría allí con los conquistadores franceses ya había realizado una somera descripción entorno a 1677, al visitar la zona con el explorador René Robert Cavelier de La Salle. Entorno al siglo XIX las cataratas se volvieron muy populares.

En el año 1848, se construyó un puente para peatones, y más tarde el puente colgante de Niágara (Charles Ellet). Este puente fue sustituido en dos ocasiones, primero por John Augustus Roebling en 1855 y después por Leffert Back en 1886, con una construcción de acero que se mantiene hoy en día. Paralelo a él se construyó en 1897 el Whirlpool Rapids Bridge, otro puente acero para el paso de peatones, vehículos y peatones. En el año 1941 se construyó el Rainbow Bridge, sólo para peatones y vehículos.

Tras la Primera Guerra Mundial, comienzan a percibirse las cataratas como una potente fuente de energía explotable. Ya en 1759 se había aprovechado parte de su fuerza, Daniel Joncairs había construido un canal para mover su aserradero. En 1805 Augustus y meter Porter compran el entorno de las cataratas para así, siguiendo la idea de Joncairs, proveer de energía hidráulica sus negocios: un molino de harina y una curtiduría. La producción eléctrica comenzará en 1853 con la fundación de la Niagara Falls Hydraulic Power and Mining Company, que construirá nuevos canales. En 1881 Jacob Schoellkopf, director de la compañía por entonces, consigue que las cataratas produzcan suficiente energía para iluminarse a sí mismas y a los poblados cercanos.

Nikola Tesla descubriría la corriente alterna a finales del siglo XIX, lo cual permitía transferir electricidad a grandes distancias. Esto permite que la energía producida por las cataratas, en corriente alterna sea llevada más lejos. George Westinhouse será el encargado de diseñar la máquina que genere corriente alterna a partir de la fuerza hidráulica. En 1896 y gracias a la financiación de los grandes inversores americanos: J.P. Morgan, John Jacob Astor IV y Vanderbilt, construyen grandes conductos subterráneos y turbinas que permiten enviar la electricidad a la ciudad de Buffalo (32km). En la actualidad el 50-75% del caudal del Niágara es desviado por los túneles para ser aprovechado como energía en las centrales hidroeléctricas de Robert Moses Niagara Hydroelectric Power Station en EEUU y Sir Adam Beck Hydroelectric Power Station en Canadá, que se encuentran en el cañón del Niágara. Así mismo se permite la navegación por algunos de los canales, especialmente por el canal Welland y la vía marítima del San Lorenzo, para que no se interrumpa el tráfico de mercancías entre EEUU y Canadá. Esta producción atrajo a la zona el establecimiento de varias industrias de acero y grano.

La visita a las cataratas era inicialmente complicada, ya que las tierras adyacentes eran de particulares, y éstos cobraban por ver las cataratas por el agujero de una cerca. Así comenzaría a finales de siglo XIX el movimiento “Free Niagara”, encabezado por Frederik Church y Frederic Law Olmsted, quienes persuadirían al estado de Nueva York para que lo convirtiera en reserva estatal comprando las tierras. Por el lado canadiense, mientras en EEUU se producían estos movimientos, se nombrada parque nacional el entorno de las cataratas con el nombre de Queen Victoria Falls Park, con la misma voluntad proteccionista. Finalmente se lograría algo similar en EEUU.

Cataratas en 1900, ferrocarril inclinado

Cataratas en 1900, ferrocarril inclinado

Las cataratas cambian muy rápido de forma debido a la erosión y en comparación con otras, ya que se retiran al sur a un ritmo de entre 0,6 y 3m al año. El proceso de erosión comenzó con el desvió del caudal para la producción hidroeléctrica, aunque el problema está siendo tratado desde 1929 a través de un acuerdo, desde 1950 es un acuerdo entre formal EEUU y Canadá denominado el Niagara River Water Diversión treaty. La solución para por la construcción de diques subacuáticos para que las corrientes más dañinas se desvíen. También se trabajo en el lecho del río, ya que la parte estadounidense se deterioraba más que la canadiense.

Bobby Leach, artefacto para cruzar las cataratas

Bobby Leach, artefacto para cruzar las cataratas

En la cultura popular las cataratas del Niágara son una gran atracción, no sólo por la gran cantidad de personas que intentan atravesarlas o de los que las quieren cruzar a nado en su parte superior, sino por el gran éxito de la película Niagara, protagonizada por Marilyn Monroe en 1953.

 

por diffusor

por diffusor

 

por zoonabar

por zoonabar

Web oficial de las Cataratas (Canadá)

Más información sobre las Cataratas (Canadá)

Colección fotográfica. Historia de las cataratas del Niágara

WebCam en las Cataratas