comentarios
construcciones

El levantamiento de Chicago

Editado por NuriaPrieto

A mediados del siglo XIX se construye en Chicago una red de saneamiento. El agua de lluvia y desagües que circulaba superficialmente, se congelaba en invierno y se secaba en verano, pero en primavera, convertía las calles en un barrizal. Las epidemias y la falta de higiene amenazaban a la población, culminando con una fuerte epidemia de cólera en 1854. Esta tarea, resulta complicada, especialmente en una ciudad como Chicago cuyo subsuelo, cercano al lago Michigan, obliga a soluciones constructivas especiales. Además, las casas de Chicago estaban construidas directamente sobre el terreno, a una altura de medio metro sobre el nivel del Lago Michigan, donde desaguaría la red.

Plano de 1857

Plano de 1857

Esto supondría un grave problema geométrico, ya que no sería posible conducir la red. Entonces el ingeniero encargado de esta obra decide que la solución más factible sería la de elevar el nivel de las calles y aceras para que los colectores alcanzasen la inclinación necesaria. El problema de esta solución era la de mover así mismo los edificios, de manera que fueran accesibles desde la calle. Por otra parte el crecimiento de la ciudad se había incrementado de manera exponencial, desde 1833 (fecha de su fundación), pasando de apenas 200 habitantes a 110.000 en 1860.

Aunque al principio se buscase inclinar las calles para facilitar la circulación del agua hacia el río, se trataba de una solución pobre, que no funcionó. Luego se colocaron canalones construidos con tabla, como acequias superficiales, que se pudrían debido a la humedad retenida en el terreno, o se atascaban consecuencia de la falta de mantenimiento. La solución nació del propio ayuntamiento, en la figura del ingeniero Ellis Sylvester Chesbrough, quien hará cuatro propuestas diferentes para el alcantarillado de la ciudad. Para el diseño de su sistema de alcantarillado, se basó en el de otras ciudades como Londres y París. Aunque en ambos casos el vertido de las aguas residuales se hacía sobre los ríos de los que se tomaba el agua, se tenía la precaución de realizarlo aguas abajo, con las medidas higiénicas disponibles. En Chicago sin embargo, no se podía tomar las aguas del río Chicago, ya que este estaba muy contaminado, así que se cambia al Lago Michigan.

Tremont House

Tremont House

A pesar de las muchas polémicas entorno a las diferentes propuestas se opta, en 1856, por la propuesta que desagua al río Chicago, descartando cualquier sistema de bombeo. Esta solución implicaba la transformación o movimiento de los edificios. Se planteaba, inicialmente, utilizar la antigua primera planta como nueva planta sótano, solución barata y directa. Pero finalmente se decide levantar los edificios. Comienzan con un edificio de ladrillo de 4 plantas y 21m de fachada con un peso de 750 toneladas. EL coste, fue de 2700 dólares, a los que se le añadió la construcción del nuevo sótano con un coste de 2300 dólares.

Los ingenieros directores de esta operación, James Brown, James Hollingsworth y George Pullman, convirtieron su empresa en líder de esta actividad, levantando más edificios más grandes si cabe. Siguieron levantándose los edificios en Chicago, hasta completar casi la totalidad de la ciudad, mientras tanto, y a pesar de que las labores de levantamiento se estaban llevando a cabo, la gente seguía con su actividad normal de compras y trabajo en los propios edificios. El proceso era relativamente sencillo conceptualmente, se levantaba el edificio con gatos mecánicos (edificios de piedra y ladrillo habitualmente) y una vez elevados una o dos plantas, se comenzaban a levantar los muros de las nuevas plantas sótano y primera, luego se bajaba el edificio, que apoyaba, nuevamente, en los muros. Uno de los movimientos más significativos fue el de la Tremont House, un lujoso hotel, y uno de los edificios más altos de Chicago. Otros edificios notables levantados fueron los de la calle comercial Lant Street, el edificio Robbins o la Casa Franklin. En el levantamiento de esta última vivienda, se utilizaron gatos hidráulicos y no mecánicos, traídos por el ingeniero John C. Lane quien los había utilizado en el levantamiento y traslado de algunos edificios en San Francisco.

Algunos edificios, construidos debido al fuerte desarrollo urbano, fueron reemplazados por nuevas construcciones de ladrillo. Con el edificio antiguo, podían suceder dos cosas, o bien era derribado o bien se montaba sobre rodillos y era trasladado a las afueras de la ciudad. En algunos casos llegaron a moverse mediante el métodos de los rodillos, algunos pequeños edificios de ladrillo.

La operación del levantamiento de Chicago duró casi veinte años, levantando unos cinco kilómetros de ciudad. Sin embargo, la alternativa fracasó, ya que el río Chicago acabó contaminándose en exceso, lo cual afecto al Lago Michigan. La toma de agua que se encontraba a 200m al interior del algo, no era suficiente, ya que en los días de lluvia los residuos conseguían llegar al interior del lago. Finalmente en 1865 Chesbrough construye un túnel que conectase una captación de agua más alejada, mejorando el problema, pero no resolviéndolo, ya que la solución última fue la de conectar los ríos Des Plaines y Chicago, y modificando la dirección de la corriente del último.

via wikimedia commons

via wikimedia commons

Hemeroteca, Raising Chicago

Raising Chicago, An Illustrated History