construcciones

Obelisco del Vaticano

Editado por C.Quintans

En la Plaza de San Pedro en el Vaticano se encuentra un obelisco egipcio de 25 metros de alto que con los 15 metros de la base se eleva a una altura de 40 metros. Este obelisco se encontraba originalmente en el Foro Juliano en Alejandría donde estuvo hasta el año 37 D.C fecha en la que Calígula ordeno demoler el foro y llevarlo a Roma, para situarlo en el centro del Circo de Nerón, al pie del Monte Vaticano.

En 1586 el Papa Sixto V, decidió colocarlo frente a la Basílica de San Pedro y este trabajo le fue encargado a Doménico Fontana (1543-1607). Para mover sus 300 toneladas de granito fueron precisos 150 caballos, 900 hombres y 47 poleas, sus métodos para levantar el obelisco se encuentran descritos en su obra Della trasportatione dell’obelisco Vaticano et delle fabriche di Nostro Signore Papa Sisto V, fatte dal caualier Domenico Fontana architetto di Sua Santita, In Roma, 1590 [RES. 2990 A.].

Ochenta años más tarde Bernini diseño la Plaza de San Pedro con la columnata elíptica, alrededor del obelisco. Es uno de los más interesantes y altos obeliscos en Roma, la leyenda decía que el globo de bronce de la punta contenía las cenizas de Julio Cesar. El Papa Sixto V, elimino el globo reemplazándolo por una cruz y cresta de bronce de la Familia Chigi ( una estrella sobre unos pequeños montes ). En 1818 fueron agregados a la base cuatro leones egipcios.

Junto con el Obelisco Esquilino y el Quirinale, el Obelisco de la Plaza de San Pedro del Vaticano, son los tres únicos de Roma que carecen de inscripciones en sus caras, por lo que se desconoce por orden de quien se mandó construirlo o erigirlo.Algunos creen que salió de las canteras de Aswan y que data del reinado de Amenemhat III.

Della trasportatione dell’obelisco Vaticano et delle fabriche di Nostro Signore Papa Sisto V, fatte dal caualier Domenico Fontana architetto di Sua Santita : libro primo es un libro de Domenico FONTANA (1543-1607) recoge grabados ilustrativos de la preparación y del traslado del obelisco.

ENLACE

 

por Efrén Sánchez

por Efrén Sánchez