Agenda

Demolición de la sede del Gobierno del Condado de Orange

Editado por B LopezCotelo

World Monument Fund ha comenzado una campaña de recogida de firmas, necesitan 20.000 adhesiones antes del 3 de mayo.

Más información:

http://www.change.org/petitions/orange-county-new-york-legislature-oppose-the-demolition-of-the-orange-county-government-center-in-goshen-ny

http://www.saveocgc.org/OCGC/Home.html

http://paulrudolph.blogspot.com.es/

La pequeña localidad de Goshen alberga la sede del Gobierno del Condado de Orange, proyectada por Paul Rudolph. Este conjunto brutalista, formado por cajas de hormigón apiladas que multiplican los metros cuadrados de cubierta, sufre filtraciones de agua desde sus primeros años, en el lejano 1971.

Sede del Gobierno del Condado de Orange, Paul Rudolph, 1971. Por Tom Stoelker

Sede del Gobierno del Condado de Orange, Paul Rudolph, 1971. Por Tom Stoelker

Sede del Gobierno del Condado de Orange, Paul Rudolph, 1971. Por Tom Stoelker

Sede del Gobierno del Condado de Orange, Paul Rudolph, 1971. Por Tom Stoelker

En agosto de 2011, el huracán Irene inundó la sala de máquinas del edificio. Fue entonces cuando Eddie Diana, director ejecutivo de la institución, comenzó a plantear la construcción de una nueva sede que sustituyese a la proyectada por Rudolph; en realidad, Diana había destacado como un firme defensor de esa idea antes de la llegada del Irene. El 5 de marzo de 2012, el político presentó un proyecto absolutamente nuevo para la sede del gobierno, un edificio de inspiración colonial que costaría en torno a 75 millones de dólares; Diana presentó también dos estudios de restauración del inmueble brutalista, con un coste estimado de 67 y 78 millones de dólares respectivamente.

Propuesta para la nueva sede del gobierno

Propuesta para la nueva sede del gobierno

Sin embargo, la Fundación Paul Rudolph y otras asociaciones preocupadas por la conservación de la herencia moderna desconfían de Eddie Diana; argumentan que los estudios de renovación se hicieron con el fin de servir a su causa: en ningún caso se llevó a cabo un análisis exhaustivo de las patologías del edificio de  Rudolph y se incrementaron de manera artificial los presupuestos de renovación. Aseguran también que los arquitectos que llevaron a cabo esos estudios ni siquiera se preocuparon por conocer otras obras del arquitecto o la trascendencia de su legado. El próximo 5 de abril, los legisladores del Condado de Orange votarán si se debe preservar la estructura erigida por Rudolph o si, por el contrario, debe ser derribada para dejar sitio al sueño colonial de Diana.

Link a la noticia, aquí