Lugares

Qal’at Ja’bar, Lago Assad

Editado por NuriaPrieto

El Lago Assad se encuentra en Ar-Raggah, Siria, y es un volumen de agua artificial creado en 1974 con la construcción de la presa de Tabqa (comenzada en 1968). Este lago es el mayor de Siria con una capacidad de 11,7km3 y una superficie de 610km2. Alimentado por el Éufrates, el Lago Assad proporciona agua para consumo, regadío y pesca, apoyando la industria local. Además las orillas del lago Assad se han convertido en zonas de gran diversidad ecológica.

Antes de la construcción del Lago, se llevó a cabo un profundo análisis que tuvo como resultado una catalogación de todos los enclaves arqueológicos que el Lago iba a cubrir. Entre ellos se excavaron los yacimientos de Tell Abu Hureya, Emar, Habuba Kabira, Mureybet, Tell es-Sweyhat, Tell Fray y Dibsi Faraj. Sin embargo hay una construcción que apenas se estudió. Situado sobre una gran montaña de roca, se encontraba Qal’at Ja’bar, un castillo cuya posición defensiva permitía el control de una amplia zona del valle del Éufrates. Convertido en isla, el castillo permanece intacto y tan sólo se han reposicionado los minaretes de Mureybet y Meskene sobre la línea del agua.

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

La construcción del castillo comenzó en el siglo VII, y es probable que entonces ya se concibiera como una pequeña fortificación defensiva. En el siglo XI la tribu de Banu Numayr continúa la construcción de esa fortificación, bajo la propiedad de Malik Shah I, quien lo donaría a los descendientes de la dinastía Ugaylid en 1086. Sin embargo, el grueso de la construcción es obra de Nur ad-Din Zangi, que realizando una reconstrucción en 1168 lo amplió notablemente. La reconstrucción fue necesaria tras el asedio de 1146, en que Zengi buscaba someter a toda la región, asedio que terminó con el asesinato de éste por parte de uno de sus esclavos. También la toma y estancia de soldados Cruzados a principios del siglo XII destrozó notablemente parte de la estructura del castillo.

Su posición, es completamente estratégica encontrándose en plena ruta de conexión entre Ar-Raqqah y occidente, en el antiguo territorio de Dawsar. Por esta razón, y por la ambición conquistadora, el castillo fue tomado por los mongoles durante su expansión hacia el oeste, provocando grandes daños en su estructura, por lo que de nuevo, tuvo que ser restaurado en el siglo XIV.

El castillo es pequeño, apenas 370x170m, y consiste en una muralla defensiva de 35 bastiones con foso entorno a una roca central. Su diseño está tomado de la ciudadela de Aleppo. Sobre la roca central se sitúa el núcleo del castillo construido con ladrillo, a él se accede desde una gran puerta con una rampa cortada. Dentro del castillo aparecen los restos de una sala abovedada así como un minarete que, construido por Nur ad-Din, es el punto más alto del castillo. En la actualidad está siendo objeto de restauración por parte de la Dirección General de Antigüedades y Museos del gobierno sirio. Muchos de los hallazgos se pueden ver el Museo Nacional de Aleppo y en el Museo de Ar-Raqqah.

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

El Castillo está considerado territorio turco fuera de las fronteras de Turquía, consideración reflejada en el Tratado de Ankara (documento supervisado por el gobierno francés), en que se permitía que los soldados turcos guardaran el castillo y en especial la tumba de Suleyman Shah. Con la construcción del lago la tumba se trasladó al interior de Qal’at Ja’bar en 1973 con lo que valor simbólico del castillo aumentó y se encuentra tradicionalmente protegido por soldados turcos.

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu

por sipazigaltumu