Objetos

Tablas de surf

Editado por B LopezCotelo

La Segunda Guerra Mundial supuso un profundo cambio en el equilibrio de fuerzas entre las grandes potencias mundiales y la división global en dos bloques ideológicos y económicos. La guerra influyó también en la evolución de muchos artefactos cotidianos. Incluso en las tablas de surf.

Durante la guerra, algunas industrias habían sufrido una radical transformación. Materiales como el Nylon o el aluminio pasaron a utilizarse de forma masiva en diferentes instrumentos imprescindibles para la industria bélica moderna, desde paracaídas hasta aeroplanos. Los plásticos vivieron su primer gran auge. Eran materiales versátiles y artificiales, lo que los hacía inmunes a la escasez, el gran problema de los materiales tradicionales cuando las campañas eran prolongadas. En Estados Unidos, la investigación y el desarrollo de los materiales plásticos en la década de los cuarenta fue vertiginoso.

Aunque el origen de las tablas de surf se pierde en las tradiciones de algunos pueblos polinesios, la represión colonial estuvo a punto de acabar con él del mismo modo que sucedió con otras muchas prácticas ancestrales. Cuando James Cook desembarcó en Hawai en 1778, los nativos utilizaban ligeras tablas para moverse sobre las aguas poco profundas cercanas a la costa. Pero hasta el siglo XX, el surf fue considerado una actividad marginal a la que los colonos occidentales prestaban poca atención. La llegada a Hawai de militares y turistas estadounidenses en las primeras décadas del siglo XX  supuso un giro radical en la historia del surf: se hizo popular en el archipiélago, se exportó a California y Australia y nació el germen de una subcultura y un modo de vida que aún pervive hoy en día.

surfresearch.com.au 03

surfresearch.com.au 01

surfresearch.com.au 04

todosurf.com 01

Las primeras tablas de surf modernas estaban hechas de maderas muy ligeras, especialmente de madera de balsa. Paulatinamente, se empezaron a exportar a Hawai otras maderas del continente que permitían dar forma a piezas más largas y anchas. Estas tablas, de parte trasera recta y frontal elíptico, fueron las más comunes en las primeras décadas del siglo XX a pesar de ser grandes y pesadas. Pero en el año 1926 tuvo lugar la primera revolución en el diseño de las tablas de surf: Tom Blake fabricó una tabla hueca a partir de las ancestrales tablas polinesias conocidas como Olo. El resultado fue una tabla mucho más ligera y manejable, y el prototipo de Blake se popularizó hasta convertirse en el más utilizado por los surfistas hasta el final de la Segunda Guerra Mundial.

En los años cuarenta, el surfista Bob Simmons, conocido como el padre del surf moderno, comenzó a experimentar con nuevos materiales para diseñar una innovadora tabla. Utilizó la  fibra de vidrio, el poliestireno y las resinas como revestimiento de un cuerpo de madera de balsa para prevenir los daños causados por el agua en las tablas tradicionales. Pero serían los californianos Joe Quigg, Matt Kivlin, Tommy Zahn y Dave Rochlen los que darían el paso definitivo con el diseño de la tabla Malibú en 1947.

legendarysurfers.com 01

Esta tabla revolucionaria fue diseñada por Joe Quigg para Darrilyn Zanuck. Era pequeña y poco pesada, concebida para ser utilizada por una mujer. Pero esta ligereza y su enorme agilidad en el agua la hizo popular también entre los hombres. La tabla Darrilyn, primera de la serie de tablas Malibú, medía 305 cm, tenía el fondo plano y una quilla. Ese mismo verano, Quigg continuó trabajando y experimentando mejoras sobre el primer diseño: introdujo la quilla de fibra de vidrio y, finalmente, la forma en pico que caracteriza las tablas Malibú. El último diseño se fabricó con espuma para reducir aún más su peso, haciéndola fácilmente transportable. Las tablas medían entre 2,1 y 2,7 metros, y pesaban en torno a 9 kg, frente a los más de cuarenta que llegaban a pesar las tablas tradicionales. La forma elíptica de su parte trasera hizo que las tablas Malibú fuesen conocidas popularmente como “tablas huevo”.

220_logo_joequigg

malibu_1950-01d-op

rincon_1951-01d-op

220_ad_clarkfoam

por Max y Miliano

por Max y Miliano

Por Todo Juanjo

Por Todo Juanjo

En un par de años las tablas de Quigg llenaron las playas de Malibú y, paulatinamente, todos los diseñadores incorporaron los nuevos avances a sus modelos. Aún hoy, las tablas de surf son extraordinariamente similares a las que imaginó Joe Quigg en el verano de 1947.

Links:

http://www.montjuichstuff.com/cultura_surf.html

http://www.surfresearch.com.au/00000000h.html

BLC