construcciones

Cañón de Chaco, Nuevo México, EEUU

Editado por NuriaPrieto

El Cañón de Chaco es un parque histórico nacional americano que se encuentra en EEUU entre Alburquerque y Farmington, estado de Nuevo México. Se trata de un parque muy singular por la existencia de las construcciones de los indios ansazi, es la reserva con mayor número ruinas antiguas al norte de México, y una de las que contiene mayor carga cultural e histórica del país.

Pueblo Bonito

Pueblo Bonito

El Cañón de Chaco se encuentra en la región de las Cuatro Esquinas, sobre la meseta del Colorado, una zona inhóspita con un clima extremo y una topografía complicada, residencia habitual de las tribus hopo, navajo y pueblo, quienes continúan narrando su dolorosa migración del Chaco. La cultura chacoana que se mantiene a través de los supervivientes de estas tribus, es frágil y las tensiones religiosas y políticas han contribuido a su destrucción, en la actualidad se conservan los relatos y algunos objetos en centros de interpretación y museos. La cultura chacoana se basa en la naturaleza y en una conexión espiritual con la tierra y la astronomía. Estos rasgos se evidencian no sólo en los petroglifos encontrados sobre la roca caliza de las formaciones del cañón, sino también en la propia volumetría arquitectónica.

Los indios ansazi (nombre que dieron los najavos a esta tribu y que significa, viejo enemigo) poblaron el Cañón del Chaco entre los años 800 y 1150, eran comerciantes de turquesas y de otras piedras. Sus construcciones se realizaban con piedra arenisca de la zona y con madera, que compraban en las montañas de Chuska a 80km y transportaban hasta el Cañón. Realizaron así varios complejos muy compactos con celdas para habitar y con pequeñas construcciones ceremoniales vinculadas a la astronomía, habitualmente orientadas según claros criterios astronómicos. En 1150 con la decadencia del comercio de turquesas y con una sequía que se prolongaba ya 50 años, los ansazi abandonan el Cañón, y migran a río little Colorado, río Puerco y río Bravo. Años más tarde aparecen los indios apache en la zona, conviviendo con los navajo durante el siglo XV, fue entonces cuando éstos adquirieron algunas costumbres chacoanas. Con la llegada de los españoles en el siglo XVII se produce una nueva migración hacia México y hacia EEUU, hasta que un tiempo después los EEUU conquisten este territorio, lanzando campañas militares con el resto de habitantes de la región.

postimage

pa3

Las construcciones se separan unos 14 kilómetros del fondo del Cañón, con las estructuras alineadas según los ciclos lunares. La zona central del cañón incluye los complejos más grandes como Pueblo Bonito, el amyor de todos; Pueblo del Arroyo, Kin Klesto o Pueblo Alto. En la periferia se encuentran otras más pequeñas como Hungo Pavi, Tsin Kletzin, Una Vida (el más profundo del cañón), Ruinas de Salmon y Ruinas de Aztec.

Las características más notables de las construcciones chacoanas son su gran volumen, entorno a 200 habitaciones promedio, aunque Pueblo Bonito llega a las 800; grandes habitaciones con techos altos; orientación al sur de las habitaciones; generación de plazas internas cerradas por edificios de habitaciones separadas o de paredes altas. Las construcciones solían tener de cuatro a cinco pisos de altura.

Construcción

Dentro de los complejos se incluían las kivas, cuyo tamaño era proporcional al número de habitantes, aproximadamente una kiva por casa 29 habitaciones. En algunos casos se incluía una gran kiva, normalmente en los complejos más grandes con hasta 19 m de diámetro. Las kivas se distinguen por ciertos rasgos arquitectónicos como las puertas en forma de T, los dinteles de piedra, los muros de mampostería en secciones paralelas con espesor de hasta 1m y asegurados con arcilla. El espacio intermedio de los muros se rellenaba con cascote, que luego se cubría con una capa delgada de lajas de arenisca.

El uso de las construcciones era sencillo se limitaba a vivienda, actividades religiosas o ceremoniales, observación astronómica y comercio. Sin embargo, se trata de las primeras ciudades que incluyen un desarrollo de centro urbano complejo dentro de las civilizaciones antiguas. Se cree que su población no fue tan grande como cabría esperar, pero que sí se ocupaba todo el espacio disponible en determinados momentos del año, en celebraciones o ceremonias rituales. Es posible que también hubiese actividad relacionada con la agricultura, ya que determinados factores climáticos posibilitaba por la alternancia de lluvias el cultivo de algunos vegetales.

ck90s3

Las ruinas eran conocidas por los españoles, quienes explorando el territorio conquistado se dirigen al norte en busca de la leyenda de las siete ciudades doradas, no encuentran lo que imaginaban, pero se encuentran con estas construcciones singulares que bautizan con nombres como Pueblo Bonito, Pueblo Pintado, Una Vida o Casa Rinconada. En 1832 Josiah Gregg que había visitado las ruinas escribe sobre Pueblo Bonito, este texto tiene cierta difusión y en 1849 el ejército estadounidense manda un destacamento para inspeccionar las ruinas sin demasiado éxito. La relevancia de las ruinas fue pequeña, tan sólo estudiantes del Smithsonian se acercaron a realizar alguna pequeña excavación entre 1870 y 1880. El trabajo arqueológico real sobre las construcciones comienza en 1896 a cargo del Museo estadounidense de Historia Natural coordinada por los hermanos Hyde, se prolonga durante cinco años y obtiene más de 60000 objetos que se trasladan a Nueva Cork para ser estudiados.

En 1901 Richard Wetherill intenta utilizar la Act Homestead de 1862 para reclamar como propio el territorio que incluye Pueblo Bonito, Pueblo del Arroyo y Chetro Ketl. Esto conllevó una denuncia y un estudio profundo de los bienes incluidos en la recalamación, de forma que se catalogó prácticamente toda ruina de valor existente y supuso el inicio de la declaración como parque Nacional del Cañón de Chaco.

92_1_1180

Edgar Lee Hewett realizó levantamientos topográficos de la zona, y consiguió que el congreso aprobase la Antiquities Act de 1906 y que comenzaran las proclamaciones de monumentos nacionales en EEUU a cargo del presidente Theodore Roosevelt. En el año 49 se amplió el territorio comprendido por el Cañón del Chaco, y en 1959 se construyó el centro de visitantes. En 1971 Robert Lister y James Judge establecen una línea de investigación cultural a través de la Universidad de Nuevo México y el Servicio de Parques Nacionales. En 1987 es reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. En la actualidad se cuenta con 2400 sitios arqueológicos dentro de los límites del parque. En el 98 se inaugura el Observatorio astronómico del Chaco. Las reconstrucciones y rehabilitaciones actuales utilizan la técnica del backfilling (relleno con arena).

Casa Rinconada

Casa Rinconada

Pueblo Bonito

Pueblo Bonito

Pueblo pintado

Pueblo pintado

Pueblo alto

Pueblo alto

Pueblo del Arroyo

Pueblo del Arroyo

Kin Klesto

Kin Klesto

crair

por cm195902

por cm195902

por Tim Brown Architects

por Tim Brown Architects

por Paul and Jill

por Paul and Jill

por Pop Top Lady

por Pop Top Lady

por Travis S

por Travis S

Esquina Wijiji

Esquina Wijiji

Chaco Canyon National Historical Park Photo gallery

Chaco Canyon National Historical Park Photo gallery

por cm195902

por cm195902

Web Chaco canyon

Web Archivo Cañón de Chaco