Objetos

El sacacorchos.

Editado por CQEyBLC

El sacacorchos es hoy en día un objeto de uso cotidiano en todo el mundo. Pero no siempre ha sido así. En el siglo XVII era una herramienta propia de gentilhombres y damas de la alta sociedad europea, una pieza refinada que mostraban orgullosos colgándola de cadenas de oro o de la empuñadura de sus bastones.

hollweg_comp

La historia del sacacorchos es relativamente reciente. Si bien los griegos y romanos utilizaban tapones de corcho para sellar las ánforas de terracota que contenían el vino, con la caída del imperio romano en el siglo V esta práctica cayó en desuso hasta el siglo XVII. Es en este período cuando la evolución de las técnicas de soplado del vidrio permite fabricar en masa botellas de cuello estrecho, que se comienzan a cerrar con tapones de corcho. Esto convierte el sacacorchos en una herramienta casi imprescindible, pues no sólo el vino pasa a ser almacenado en este tipo de recipientes, sino también la cerveza, los perfumes e incluso los jarabes.

Pullltaps black

Pullltaps black

Folding with knife

Folding with knife

 Folding 120

Folding 120

Henshall

Henshall

Horn

Horn

Dallas beer

Dallas beer

Anheuser Busch

Anheuser Busch

Desde 1680, la armería inglesa Messrs Holtzapffel de Charing Cross comienza a fabricar sacacorchos, que hasta ese momento habían sido piezas artesanales. Esto implica un aumento en la producción, consolidado a partir de 1795 con la concesión de la primera patente de este instrumento al reverendo inglés Samuel Henshall, paso definitivo hacia una producción en serie. Un siglo después, en la década de 1880, se establece una dimensión normalizada para el cuello de las botellas, facilitando la producción estandarizada de sacacorchos.

A partir del siglo XIX se desarrollaron diferentes modelos de sacacorchos, registrándose sólo en Inglaterra más de 350 patentes. Hoy en día muchos establecimientos de hostelería cuentan sacacorchos de pared, eficaces pero de un tamaño considerable, y los coleccionistas acumulan sacacorchos figurativos con elaboradas tallas en sus mangos. Pero tres son los tipos más comunes actualmente: el sacacorchos simple, constituido por un mango fabricado habitualmente con madera dura (boj, nogal, haya…) y una espiral metálica como el diseño original del reverendo Henshall, el sacacorchos plegable, frecuente en la hostelería, y el sacacorchos de alas, el más popular en el ámbito doméstico.

El primer sacacorchos plegable fue patentado en Rostock en el año 1882 por Karl F.A. Wienke y el diseño ha llegado hasta hoy con pocas alteraciones. Pronto se convirtió en modelo más común en la hostelería, hasta el punto de llegar a ser conocido como “El amigo de los camareros”, pues sus 11,5 cm permitían guardarlo en el bolsillo. El mecanismo consta de tres elementos: un pequeño cuchillo para cortar el sello, una espiral metálica que se introduce en el corcho y un fulcro metálico que sirve de punto de apoyo para hacer palanca. Desde finales del siglo XIX diversas empresas alemanas comenzaron a producirlo en masa, destacando Eduard Becker de Solingen, y hoy en día se pueden encontrar un enorme número de variantes, desde los diseños más refinados hasta los más utilitarios. Pero el mecanismo es en todos los casos idéntico al de la patente original del siglo XIX.

El sacacorchos de alas es un invento más reciente. Fue patentado en Estados Unidos en Octubre de 1928 por Dominick Rosati. El mecanismo, más complejo que los anteriores, consiste en dos brazos que contienen unas ruedas dentadas para elevar fácilmente la espiral metálica central una vez introducida en el corcho. La campana que protege la espiral sirve además de punto de apoyo para introducirla en el tapón. Este sistema es cómodo, disminuye el esfuerzo necesario para descorchar una botella y reduce las probabilidades de dañar el corcho. Esto ha hecho del sacacorchos de alas el más universal de todos los modelos patentados hasta hoy. Las variaciones respecto al diseño original son mínimas y afectan sobre todo a temas estéticos, así como a la parte superior de la empuñadura, que se ha transformado en un abridor para los cierres en corona, el método más común para el sellado de botellas desde su invención a finales del siglo XIX.

Cellarman button

Cellarman button

Bennit

Bennit

BLC + CQE

Fotografías: Museo Cavatappi , Montecalvo y www.corkscrew.com

Compound unmarked sold

Compound unmarked sold

Bar spoon

Bar spoon

Bar boy

Bar boy

Ap wingnut

Ap wingnut

60269

Sacacorchos de palanca perfeccionado

Sacacorchos de palanca perfeccionado

Perfeccionamientos en sacacorchos con doble punto de apoyo

Perfeccionamientos en sacacorchos con doble punto de apoyo

Perfeccionamientos en la fabricacion de sacacorchos

Perfeccionamientos en la fabricacion de sacacorchos