Obras

Museo en Veenhuizen. Atelier Kempe Thill

Editado por B LopezCotelo

DESCARGA AQUI PDF CON MAS INFORMACION

Una ciudad ideal como una colonia penal

Veenhuizen fue fundada a principios del siglo XIX como un reformatorio voluntario con el objetivo de reinsertar en la sociedad a gente problemática. Poco después de su inauguración el concepto progresista e ideal de una sociedad reformable se abandonó.El conjunto se cerró herméticamente al exterior y se transformó en una ciudad-prisión; el confinamiento voluntario se convirtió en encarcelamiento. A lo largo de los años, en toda la región en torno a Veenhuizen se construyeron más prisiones y edificios adjuntos, transformando el área en una gran colonia penal.Tras la reforma del sistema penitenciario, muchos de los edificios clásicos de Veenhuizen se quedaron sin función, por lo que fueron rehabilitados y adaptados a un nuevo uso. El antiguo “centro de artesanía” se transformó en un museo.

Limpieza organizada: el origen clasicista

El “centro de artesanía” es parte integral de Veenhuizen. Con el paso del tiempo el complejo se deterioró hasta ser irreconocible debido a las múltiples adiciones. El núcleo de nuestro proyecto fue la estratégica demolición de todas las partes que no encajaban. Para esto, se demolió casi el 40% del volumen edificado.En nuestra restauración, el objetivo era alcanzar no sólo el estado original del edificio: eliminando todos los elementos añadidos y combinándolo con la severa organización del conjunto, el carácter extremadamente rígido y estricto de Veenhuizen fue mostrado a los visitantes.

0052_drawing04_3D_windows

Nueva capa histórica: Los nuevos elementos de fachada

El diseño original de los edificios tenía un interés puramente pragmático, lo que llevó a evitar toda complejidad espacial necesaria en un edificio público.Para compensar esta falta de “grandeur”, los grandes huecos al exterior se tomaron como punto de partida para añadir nuevos elementos de fachada. Generosas ventanas de vidrio estructural se combinaron con puertas de cuatro metros de altura con acabado de espejo oscuro. Las fachadas reflejan los diferentes edificios dando lugar a visiones inesperadas, lo que refuerza el vínculo entre los diferentes edificios y de cada uno de ellos con el entorno. Los nuevos elementos no encajan perfectamente con los huecos preexistentes, sino que los sobrepasan, convirtiéndose en una nueva capa histórica. Los muros originales de ladrillo se muestran tras los elementos de fachada, como si éstos fueran una vitrina.

420-09

420-12

420-05-copia

Interior clasicista: un edificio industrial se transforma en un museo

El edificio más interesante y con mayor potencial para convertirse en el edificio principal era el antiguo “taller de herreros”.Sus grandes dimensiones y la planta baja de cuatro metros de altura era un buen punto de partida para un museo. Por desgracia, el edificio tenía una pobre división y un forjado que impedía las vistas de la extraordinaria estructura curvada de madera de la cubierta. Para dar al edificio las características espaciales propias de un museo, el suelo se vació en toda la anchura del edificio y en una longitud de 10 metros. Así, la estructura de cubierta se hace visible desde la planta baja, otorgando al edificio una experiencia espacial particular. Todo el interior fue tratado como si fuera monolítico y diseñado con sobriedad pintando de blanco el conjunto. El aspecto interior es tratado deliberadamente, a pesar de los cambios estructurales, de un modo homogéneo y sintético.

420-29

420-43b-r

Texto: Atelier Kempe+Thill

Traducción y maquetación: BLC

DESCARGA AQUI PDF CON MAS INFORMACION

Obra: Transformación de prisión en museo

Arquitecto: Atelier kempe+Thill [André kempe+Olivier Thill+David van Eck]

Colaboradores: T.van der Meulen,C. Sailer, S.Heinemeyer, K.Brewster, J.Heintzbergen, T. Nakamura

Año: 2005-200

Emplazamiento: Veenhuizen, Holanda

Fotografías: Ulrich Schwarz