comentarios
Objetos

cajas de huevos

Editado por B LopezCotelo

L’uovo ha una forma perfetta benché sia fatto col culo’. El huevo tiene una forma perfecta aunque esté hecho con el culo, como afirmaba Bruno Munari. Pero encontrar el modo perfecto de transportarlo sin que se rompa no fue tan sencillo.

El problema del transporte de una fuente de proteínas básica para el ser humano se hizo evidente cuando el sistema económico impuso la especialización de producción. El autoabastecimiento, habitual hasta el siglo XX, desapareció en las sociedades desarrolladas a lo largo de este siglo. Así que el transporte de víveres hasta el lugar de residencia se convirtió en una prioridad, y los huevos en la mercancía más frágil. La UK Patent Office acumula 620 patentes de cajas de huevos, mientras que la US Patent and Trademark Office tiene registrados innumerables diseños destinados al mismo fin.

Patente de cartón de huevos, 1972. Por freepatentsonline.com

Patente de cartón de huevos, 1972. Por freepatentsonline.com

Patente de cartón de huevos, 1972. Por freepatentsonline.com

Patente de cartón de huevos, 1972. Por freepatentsonline.com

A pesar de las numerosas variantes, dos hombres parecen haber sentado las bases del diseño que, finalmente, se convirtió en universal. El primero, Joseph Coyle un inventor del Valle de Bulkley, en Canadá. El segundo, Francis H. Sherman, de Palmer, Massachussets.

Coyle era un inventor vocacional. Con dieciséis años había inventado un artefacto que se desplazaba sobre el agua impulsado por el mecanismo de una bicicleta, algo innovador en 1888. Pero en su madurez, había dirigido sus esfuerzos hacia la publicación de un periódico local. Hasta que, en 1911, comenzó a experimentar con el plegado de cartón para evitar los habituales daños que los huevos sufrían durante el transporte entre las granjas rurales del valle y las ciudades próximas. La eficacia de su invento le llevó a dedicarse a la manufactura de estos recipientes durante ocho años, período en el que también diseñó las máquinas necesarias para su fabricación. Hasta que en 1918 decidió trasladarse a Vancouver: el negocio debía crecer. Pero la empresa quebró y Coyle se mudó a Los Ángeles, tras haberse visto obligado a ceder los derechos de su invento a los inversores, que comenzaron a fabricar las cajas de cartón en Chicago, Nueva York, Pittsburgh y London Ontario. Desde allí, comenzaron a exportarse a todo el mundo sin que Coyle percibiese a cambio beneficio económico alguno.

Joseph L. Coyle en 1913. Por bcnorth.ca

Joseph L. Coyle en 1913. Por bcnorth.ca

Fábrica de cartones de huevo en Los Ángeles,1924. Por bcnorth.ca

Fábrica de cartones de huevo en Los Ángeles,1924. Por bcnorth.ca

Logo de Egg Carton Safe. Chicago,1927. Por bcnorth.ca

Logo de Egg Carton Safe. Chicago,1927. Por bcnorth.ca

Por su parte, Francis H. Sherman, patentó en 1925 un contenedor de huevos que recurría a materiales entonces experimentales como la pasta de papel. Su forma recordaba a un panal, estaba formado por tres filas que contenían cuatro huevos cada una y sus paredes inclinadas protegían el contenido de impactos fortuitos. El material aislaba la porosa cáscara de huevo de los olores de otros alimentos con los que debía compartir refrigerador, al tiempo que impedía la propagación del hedor desprendido eventualmente por algún huevo en mal estado. Su aspecto era casi idéntico a los actuales recipientes. Con los años proliferaron las patentes basadas en el diseño de Sherman, así como otras variantes que recurrieron al simple plegado de cartón. En las décadas posteriores se incorporaron nuevos materiales como el poliestireno extruido .

Patente basada en el diseño de Sherman, 1959. Por freepatentsonline.com

Patente basada en el diseño de Sherman, 1959. Por freepatentsonline.com

Patente basada en el diseño de Sherman, 1959. Por freepatentsonline.com

Patente basada en el diseño de Sherman, 1959. Por freepatentsonline.com

Patente basada en el diseño de Sherman, 1959. Por freepatentsonline.com

Patente basada en el diseño de Sherman, 1959. Por freepatentsonline.com

Cartón de huevos. Por treehugger.com

Cartón de huevos. Por treehugger.com

Cartón de huevos. Por greenchartreuse.com

Cartón de huevos. Por greenchartreuse.com

Cartón de huevos. Por parentsconnect.com

Cartón de huevos. Por parentsconnect.com

Cartones de huevos. Por cristinaacosta.com

Cartones de huevos. Por cristinaacosta.com

Reciclaje de cartón de huevos. Por amarilloverdeyazul.com

Reciclaje de cartón de huevos. Por amarilloverdeyazul.com

Los cartones de huevo son utilizados hoy incluso para fines muy alejados de aquel para el que fueron concebidos. Su capacidad para disminuir el eco y la reverberación los transformó en económico revestimiento de salas de grabación, mientras que la posibilidad de reciclaje hizo de la pasta de papel un material óptimo para dar forma a ligeros muebles infantiles. En sus nuevas vidas, los recipientes han demostrado ser menos perfectos que su contenido, pero más versátiles.

 BLC

Información vía: Maria Olmo Béjar