Obras

Museo da Geira. Carvalho Araújo

Editado por B LopezCotelo

DESCARGA AQUI PDF CON MAS INFORMACION

Hay diferentes formas de trabajar un lugar, y el arquitecto puede tener un papel más o menos agresivo frente al contexto.Cuando proyecto una obra intento preservar el territorio natural respondiendo siempre a las exigencias del programa. Intenté que el edificio contribuyese a la armonía. Diseñé la obra aprovechando algunos elementos existentes en el terreno y desarrollé el proyecto utilizando formas y materiales que supusiesen un impacto mínimo. Fue necesario barajar distintas opciones, y la más evidente resultó ser la de un edificio que se insertase en el paisaje natural. Para eso, la mejor solución fue enterrarlo parcialmente, recurso que ya había ensayado en otras ocasiones. Pero esto no implica que todo el edificio esté bajo el suelo, sino que tiene los cuatro alzados, incluso más.

Museu da Geira 01

secc alz

Museu-da-Geira-05

Con esta solución, la dificultad residió en no perjudicar las condiciones de luz y ventilación natural en el interior del edificio. Existía un edificio que albergaba el museo inicial. Por supuesto, podía haber hecho un edificio suelto, independiente, pero construyendo en altura se habría establecido un diálogo entre los volúmenes. Así que nos situamos a su lado, prolongamos la plataforma inicial y conseguimos una integración muy equilibrada. El edificio es organizado por una vía que lo atraviesa y separa la zona de exposición de la zona social, y se prolonga más allá del edificio hasta el río, estructurando también el espacio exterior. Intenté sorprender con estos elementos. La vía es una preparación para la entrada, crea un ambiente preliminar. Es la referencia externa que conduce al interior del edificio, evitando una confrontación inmediata entre la entrada y los espacios interiores. Por otro lado, esta vía permite dividir el edificio en dos, y crea una cierta complejidad en una estructura pequeña. Parece un edificio grande sin serlo gracias a este juego, a estas relaciones entre espacios. Los patios, interiores y exteriores, estructuran y al mismo tiempo iluminan. Obedecen a un trabajo de rigor en la organización del propio espacio, en el sentido de crear un recorrido alejando así la idea de crear una gran sala. A pesar de ser espacios abiertos, se percibe que existe un recorrido, consiguiendo así las cuatro salas de exposición solicitadas en el programa del museo.

Museu da Geira 18

Museu da Geira 19

El edificio se esconde en relación al exterior, con una propuesta cuidada a nivel de impacto, pero al mismo tiempo incrementa la riqueza de todo ese espacio organizándolo. No se limita a lo evidente visible, sino que interviene a nivel de la estructuración y de la organización del espacio circundante.

Texto: Carvalho Araújo

Traducción y maquetación: BLC

DESCARGA AQUI PDF CON MAS INFORMACION

Obra: Museo da Geira

Arquitecto: J.M. Carvalho Araújo

Colaboradores: Joel Moniz, Joгo Duarte, Alexandre Branco

Año: 2005-2007

Emplazamiento: Campo Gerés – Terras do Bouro, Portugal

Fotografías: Pedro Lobo