comentarios

2 thoughts on “Tanques Mark

  1. Pingback: Tanques Mark
  2. Pingback: veredes

Comments are closed.

Objetos

Tanques Mark

Editado por B LopezCotelo

La mañana del 15 de Septiembre de 1916 todo cambió. Desde 1914, Europa se desangraba a causa de la Primera Guerra Mundial y su Frente Occidental se había estancado ante la incapacidad aliada de superar las trincheras alemanas. Pero ese día los británicos probaron un invento que llevaban tiempo desarrollando. El carro de combate Mark I cambió el curso de la contienda.

Soldados franceses durante la batalla de Verdún, 1916. Por wikipedia

Soldados franceses durante la batalla de Verdún, 1916. Por wikipedia

Soldados ingleses durante la batalla del Somme, 1916. Por wikipedia

Soldados ingleses durante la batalla del Somme, 1916. Por wikipedia

Desde el verano de 1915, los oficiales Wilson y Tritton habían trabajado con el Landship Committe -literalmente, el Comité de Buques de Tierra– en la construcción de una nueva máquina de guerra, capaz de atravesar trincheras y transportar tropas bajo el fuego enemigo. Durante el desarrollo del proyecto, los empleados de la William Foster & Co. Ltd  creían estar construyendo depósitos de agua, con lo que el nuevo artefacto pasó a ser conocido como tanque. El sobrenombre resultó muy útil para ocultar sus verdaderos fines a la inteligencia alemana.

El primer prototipo fue construido en el otoño de 1915. Se denominó Little Willie, pero nunca llegó a entrar en combate. El Teniente Wilson no estaba satisfecho con el resultado, así que continuó ensayando variantes. Unos meses más tarde fue construido el primer tanque de la serie Mark, conocido como Mother. Las ciento cincuenta unidades fabricadas entraron en combate a partir de 1916. La sorpresa y el terror que estas máquinas causaban entre las tropas enemigas desequilibró la Gran Guerra.

Prototipo de Little Willie. Por wikipedia

Prototipo de Little Willie. Por wikipedia

Little Willie. Por tanquesyblindados.tk

Little Willie. Por tanquesyblindados.tk

El Mark I era una extraña máquina de guerra. De aspecto tosco, sus casi 10 metros de longitud y 28 toneladas de peso hacían de él un arma imponente en el campo de batalla. Parecía indestructible. Su carrocería blindada estaba diseñada para resistir el impacto de proyectiles, su tracción de oruga parecía capaz de adaptarse a cualquier terreno e incluso carecía de torreta , ya que habría elevado su centro de gravedad e incrementado el peligro de vuelco. El Mark I presentaba dos variantes: el female (hembra) estaba equipado con ametralladoras, mientras que el male (macho) contaba con dos cañones de 57 mm situados en los laterales.

Mark I. Por grandesfotografias.blogspot.com

Mark I. Por grandesfotografias.blogspot.com

Mark I. Por ww1.m78.com

Mark I. Por ww1.m78.com

Mark Idurante la batalla del Somme. Por wikipedia

Mark Idurante la batalla del Somme. Por wikipedia

Mark I en Septiembre de 1916. Por wikipedia

Mark I en Septiembre de 1916. Por wikipedia

El vehículo causó estragos en las líneas alemanas. El invento de Wilson había mostrado su eficacia como máquina de guerra, pero el Mark I era también peligroso para aquéllos que lo dirigían. La tripulación compartía habitáculo con el motor, con lo que estaba expuesta a las emisiones directas de monóxido de carbono, y la carrocería, de 8mm de espesor,  desprendía astillas a causa de los impactos recibidos desde el exterior. Por ello, los militares debían ir equipados con cascos, gafas y mallas de protección, además de las máscaras antigás utilizadas durante la contienda para prevenir la guerra química. El atuendo resultaba especialmente molesto cuando la temperatura en el compartimento interior alcanzaba los 50 grados centígrados.

El ruido era otro gran problema: dificultaba la comunicación entre los tripulantes e imposibilitaba las transmisiones por radio. La solución, junto con la inclusión de banderas y luces de colores, fue la apertura de un pequeño hueco que permitía la entrada y salida de palomas mensajeras. La dirección del Mark I tampoco era sencilla: cuatro personas se encargaban de realizar los giros y controlar la velocidad. El vehículo contaba además con un artefacto situado en su parte trasera que consistía en dos grandes ruedas como apoyo al giro del tanque.

El ruido, la inhalación de humo, el esfuerzo y el calor llegaron a provocar desmayos y problemas psicológicos entre los militares, que en ocasiones se veían obligados a abandonar el tanque y convertirse en blanco fácil para los tiradores alemanes.

Mark I volcado. Por history.sandiego.edu

Mark I volcado. Por history.sandiego.edu

Mark destruido durante la batalla de Cambrai. Por wikipedia

Mark destruido durante la batalla de Cambrai. Por wikipedia

Tanque Mark destruido en combate. Por wikipedia

Tanque Mark destruido en combate. Por wikipedia

Mark IV. Por wikipedia

Mark IV. Por wikipedia

Mark V. Por mailer.fsu.edu

Mark V. Por mailer.fsu.edu

Mark VII. Por mailer.fsu.edu

Mark VII. Por mailer.fsu.edu

El gobierno británico siguió destinando fondos a evoluciones del diseño original hasta conseguir una máquina de guerra casi invencible. Los tanques Mark II, III y IV fueron prototipos con ligeras mejoras, con armamento más pesado y un depósito de combustible exterior que incrementaba la seguridad de los ocupantes. El Mark V, por su parte, fue concebido para ser un tanque absolutamente nuevo, pero las urgencias de la guerra lo convirtieron en una nueva versión del primer diseño: se aumentó la potencia del motor y se mejoraron los puestos de disparo. El vehículo estuvo listo para las últimas batallas de la I Guerra Mundial. Los ensayos continuaron hasta dar lugar a otras cinco variantes, aunque muchas de ellas sólo fueron utilizadas en maniobras. Los Mark tomaron parte en batallas como la del Somme, la de Amiens o la de Cambrai, donde tuvo lugar el primer combate entre tanques de ambos bandos. Hasta el fin de la guerra, los alemanes comenzaron a trabajar en proyectiles capaces de perforar el blindaje de los tanques. Al mismo tiempo, fabricaron carros de combate que pudieran enfrentarse a los británicos. Fue un periodo de extraordinaria evolución en la industria bélica, que alcanzó cotas de ingenio y sofisticación desconocidas hasta ese momento. La recompensa fueron diez millones de muertos.

 BLC