Obras

Viviendas sociales en Alfortville. Ateliers O-S Architects

Editado por NuriaPrieto

 

Fotografía: Cyrille Weiner

Este proyecto de 12 viviendas sociales está situado en Alfortville, al sureste de París y cerca del Sena. El barrio al que pertenece presenta una arquitectura heterogénea con bloques de vivienda colectiva y casas unifamiliares. El reto es encontrar la escala adecuada para encajar en esta diversidad.

La respuesta del nuevo edificio es tratar de encontrar el punto intermedio entre las diferentes tipologías. Cada apartamento tiene un acceso individual desde el jardín; se alinea con las calles Parmentier y Blanqui, lo que otorga de cierta densidad urbana a estas vías, en contraste con el corazón verde del proyecto que se ofrece al barrio.

La disposición en esquina del conjunto hace que sea posible encontrar la mejor orientación para los doce apartamentos de diferentes dimensiones; cada uno de ellos está planteado para disfrutar de unas vistas amplias y garantizar la máxima radiación solar.

El proyecto se levanta sobre un zócalo que contiene las áreas comunes y el aparcamiento. Sobre ella se construyen los tres volúmenes en los que los 12 apartamentos se organizan en torno a una zona interior con jardín. Los espacios exteriores se localizan en el primer nivel, por encima del aparcamiento. Las viviendas se distribuyen en tres plantas.

El jardín tiene unas dimensiones bastante modestas y sin embargo juega un papel destacado en el proyecto. Se ve desde todas las viviendas y proporciona oxígeno al barrio. El edificio lo rodea como un estuche y lo protege de la vista desde el exterior. Se plantaron árboles de gran porte, glicinas y enredaderas de Virginia para compensar la falta de vegetación en el área. Es un espacio diseñado para ser compartido por todos los residentes y que puedan sentirlo como propio. Todas las viviendas disfrutan de varias orientaciones y al menos de una terraza y un pequeño jardín privado en la planta baja.

El edificio se define en la dualidad entre la imagen urbana y la paisajística. Esto se refleja arquitectónicamente en la implementación de dos tipos de fachada. Hacia las calles Parmentier y Blanqui, el proyecto expresa su carácter urbano con un material mineral, un hormigón claro y pulido en el que se recortan grandes vanos. En el corazón del bloque y hacia la calle de l’Avenir, las fachadas ofrecen una apariencia más orgánica y dinámica debido al uso de madera tratada pero también por las contraventanas que se adaptan al esquema vertical del panelado, y crean la ilusión de una fachada completamente ciega, cuando están cerradas.

Este proyecto busca encontrar la proporción adecuada entre hueco y macizo al ofrecer amplias perspectivas hacia el entorno cercano y hacia el lejano paisaje junto al Sena.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ