Obras

Apartamentos Tudor. Urko Sánchez Architects

Editado por NuriaPrieto

Fotografía: Javier Callejas

El proyecto consiste en 14 apartamentos en Tudor Creek, Mombasa-Kenya. Caracterizado por una piel estructural al modo de una masharabiya (celosía en la arquitectura musulmana), éste se distingue por su búsqueda de privacidad y optimización de ventilación e iluminación. Con nuestra visión, los apartamentos se benefician de la experiencia de vivir al aire libre, en contacto con la naturaleza y la integración del entorno en cada vivienda privada.

Situada en la costa este de Kenia, Mombasa es la segunda ciudad en tamaño del país. Un centro estratégico multicultural conocido por el comercio y por sus habilidosos artesanos, además de por su clima tropical de la sabana y lagos.

La zona de Tudor, donde se ubica el proyecto, se encuentra en el frente de un lago, en una zona privilegiada del norte de Mombasa Island. El barrio se proyecta en torno a la rica vegetación y se integra en éste.

Trabajamos en estrecho contacto con el cliente para crear un edificio con el mínimo impacto medioambiental, adaptándose a la colina natural, y utilizando materiales y técnicas constructivas locales.

Los requerimientos del edificio, se basaban en la eficiencia energética y la integración natural:

-Maximizar la visibilidad del paisaje, con apartamentos que permiten vivir en contacto con el exterior a través de terrazas y balcones

-Medioambientalmente eficiente: con espacios naturales ventilados de manera natural, espacio bien iluminados pero protegidos del soleamiento, recogida de agua de lluvia, agua calentada con energía solar para reducir gasto y materiales duraderos locales.

-Garantizar la privacidad en función a la proximidad de la carretera y de los vecinos de parcelas cercanas: un edificio de apartamentos a un lado, una vivienda unifamiliar al otro con riesgo de mayor crecimiento. Esta fue la razón para crear un filtro envolvente.

La propuesta de los apartamentos Tudor propone una arquitectura innovadora por sí misma, mostrando sus raíces con la historia de Mombasa tomando prestada la inspiración de las tradiciones del diseño Swahili. Este proyecto se compromete para armonizar con el pasado, presente y futuro de Mombasa.

La propuesta es un desarrollo de 14 apartamentos, ofreciendo una panorámica que quita el aliento. Desarrollamos un anti-icónico edificio, con un diseño innovador, altos estándares, lujo contemporáneo y respeto por el patrimonio local.

La inclinación de la parcela y su forma estrecha permite que el diseño minimice su impacto. La caída hacia el lago, especialmente en la parte inferior de la parcela, se resolvió con tres casas patio, escalonadas unas de otras. En la parte superior se filtra la luz, los patios permiten la ventilación a través de un entramado de madera hacia el agua. Su acceso se realiza por el lateral a través de unas escaleras que descienden al lago, cruzando un gimnasio y piscina al final de la misma. A una distancia adecuada de los vecinos, el acceso a la parcela es fácil, con un impacto medido, sin romper el paisaje. Este bloque de apartamentos, se envuelve con su piel protectora, se eleva hacia la carretera, mirando al lago y se remata con un ático.

Medioambiente

El diseño es cuidadoso, buscando dejar intacto el lugar. Además, la ventilación pasiva fue el hilo conductor del proyecto. En los apartamentos, la ventilación curuzada es posible desde el mar, a través de las terrazas a los interiores, a través de las contraventanas de lamas y la envolvente.

En las distintivas viviendas de la parte posterior, los patios permiten la doble ventilación: las lamas de madera, permiten que el aire circule desde la costa al interior y a los patios; dos capas superpuestas que permiten la ventilación también a través del falso techo, permitiendo transmitir el calor del sol hacia la parte superior. Además, la vegetación se integra en los patios y terrazas, refrescando y climatizando.

En la ausencia de conexión suficiente con el sistema de saneamiento, integramos un sistema de tratamiento de residuos para tratar las aguas grises antes de incorporarlas a la naturaleza, es decir, al lago. Por otra parte, la recolección de agua lluvia proporciona riego para el jardín.

Piel estructural: Masharabiya contemporánea

Diseñamos la piel tipo masharabiya como un estudio tradicional de patrones. Sirve como para crear una relación de privacidad respecto del entorno, y actúa como filtro para la luz natural que buscábamos para las viviendas. Esta piel se envuelve en torno a los apartamentos dejando la fachada norte, con balcones hacia el mar y el paisaje.

Además, la piel se desarrolló como un elemento estructural. Una novedad en Kenia, el hecho de que esta piel pudiese ser estructural gracias a la intervención de ingenieros que trabajaron codo con codo con los trabajadores del acero. Esta dedicación y trabajo casi artesano permitió un resultado perfecto.

Espacialmente, esta piel también redirige la tendencia popular de colocar cualquier otro sistema de oscurecimiento en las terrazas. A veces, la luz directa limita los espacio interiores, mientras que la piel filtra el sol y el calor, protección incrementada por la incorporación de contraventanas de lamas. En este sentido la luz es generosa y el calor se disipa.

Técnicas y equipo

Además de los acabados en escayola, el proyecto utiliza mtomo, un revestimiento de piedra coral original de Lamu que permite mantener su capacidad térmica gracias a la porosidad del coral. Los trabajos de carpintería se realizaron de manera artesana, gracias a los carpinteros y artesanos de Mombasa y Lamu. Los artesanos produjeron in situ el terrazo para las casas patios.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ

Fotografía: Javier Callejas