pdf Colégio da Trindade Colégio da Trindade
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Colégio da Trindade. Manuel y Francisco Aires Mateus

Editado por NuriaPrieto

© NG

Fotografías: Nelson Garrido

El proyecto de la futura Casa de la Jurisprudencia rehabilita el Colégio da Trindade. Iniciado en el s. XVI, ha tenido a lo largo del tiempo múltiples usos que fueron dejando cicatrices y a los comienzos del s. XXI su estado de degradación era muy acentuado.

La intervención en el edificio urgía y su valor patrimonial exigía un uso público. Entre la tipología conventual original y la futura Casa de la Jurisprudencia, se crea una continuidad en la apropiación de los espacios: la iglesia se recupera como auditorio; el claustro funciona como generoso vestíbulo, para las áreas de encuentro; las oficinas de trabajo se compartimentan en las antiguas alas residenciales.

Como premisa, el proyecto parte del hecho de que el edificio encierra el testimonio del flujo del tiempo, cuyas marcas ya forman parte de su identidad. El estado de decadencia a que el conjunto había llegado era el resultado de un proceso de selección natural, que tuvo la virtud de evidenciar los elementos primarios de la construcción.

La intervención pretende constituirse como una obra contemporánea y operar de forma distinta en función de las realidades que se encuentre: en el piso bajo se debe proceder casi a la restauración total; en los pisos superiores se recuperarán los elementos que perduraron, introduciendo simultáneamente una nueva lógica constructiva.

En términos de legado material, sólo los gruesos muros de mampostería resistieron, presentándose como elementos de continuidad capaces de inducir el proyecto. Este explora la enorme carga telúrica y poética de que estas ruinas eran portadoras, acentuando el contraste con la delicadeza de la nueva intervención.

Los pisos altos y las cubiertas con estructura de madera estaban también muy derruidos, y en ellos, de nuevo, la propuesta opera más profundamente. Entre las fachadas restantes, se construyen nuevos volúmenes, que reponen la geometría de los tejados; estos volúmenes se apoyan puntualmente en las molduras que rodean los huecos existentes, evitando así el contacto con las paredes y con el suelo térreo. Esta afirmación inequívoca de los diversos tiempos de la construcción pretende constituir, además de un modus operandi, una clave para la comprensión del edificio.

La estrategia constructiva refuerza el concepto del proyecto. En las áreas de recuperación: el refuerzo de albañilerías portantes con materiales compatibles, la reposición de la labor de cantería existentes. En las áreas de nueva construcción: la opción por elementos de construcción de gran ligereza y alguna reversibilidad, como estructuras metálicas y ligeras.

Se hacen legibles los estratos de los diferentes tiempos: el revestimiento del exterior de las paredes, en mortero de cal, permite descifrar toda la riqueza de los elementos que las constituyen.

© NG

La intervención pretende reforzar la continuidad con el conjunto edificado de la Alta de Coimbra. Se utilizan preferentemente los materiales del edificio o de las construcciones circundantes: la piedra, sólida y perenne, y el acabado de cal sobre los paramentos exteriores, blancos y luminosos.

Se enfatiza la relación existente entre el plano de la cerca del edificio y el privilegiado mirador del Palacio de las Escuelas. La feliz coincidencia de las dos cotas, unido a la reducida anchura de la calle que las separa, hace de la cobertura del colegio una prolongación natural de aquella plaza, aunque no transitable. La nueva cubierta está íntegramente revestida de lajas de piedra, dando continuidad visual al pavimento de la plaza.

La lectura de la cobertura, proporcionada por la orografía particular del sitio, es por lo demás reveladora de las intenciones del proyecto. Introduciendo una grieta continua entre las nuevas supeficies y las paredes antiguas, recuerda la historia del edificio, desde la fundación en el siglo XVI hasta la rehabilitación en el siglo XXI.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ

© NG