Detalles

Muro doble de hormigón en la Fundación Marguerite Arp de Gigon/Guyer Architects

Editado por NuriaPrieto

 

Fotografías: Roman Keller. Los huecos tienen un vidrio exterior no hermético que permite la ventilación natural y protege del viento.

La localización de la Fundación Marguerite Arp en el barrio de Solduno es impresionante. Formado por un amplio conjunto de casas unifamiliares incluye tanto una larga ladera con un importante grado de inclinación que se extiende hasta el límite del bosque, como una zona elevada con una pequeña plantación de árboles frutales.

La vivienda que en su día ocupó el artista Jean Arp y su segunda esposa Marguerite Arp-Hagenbach, y que hoy alberga la Fondazione Marguerite Arp Hagenbach, es un edificio en L que se levanta en una zona llana situada al sureste, mientras que el nuevo edificio se sitúa en la zona occidental de la parcela. Ambos edificios están al pie de la colina y entre ellos se extiende un pintoresco jardín con árboles altos y oscuros.

Plano de situación

Debido, por una parte, al riesgo potencial de caída de rocas o deslizamientos del terreno, dado la fuerte inclinación de la ladera y, por otro, a las condiciones climáticas de esta cálida región del Ticino en Suiza, el edificio se construyó muy robusto y muy bien aislado.

La estructura autoportante es de hormigón reforzado y los muros externos están formados por dos hojas de hormigón. El acceso y las dos ventanas que se abren en los muros se han situado alejadas de la ladera. Además, sobre los huecos abiertos, la fachada de hormigón se proyecta hacia el exterior y los protege.

Las ventanas son dobles con persianas en el espacio –naturalmente ventilado– entre la ventana interior y exterior facilitan la regulación de la luz natural en todas las condiciones de viento.

El edificio, de dos plantas, contiene almacenes y zonas de trabajo en el nivel de la calle y salas de exposición en la primera planta. Una escalera recta y un ascensor conectan las dos plantas. El espacio de exposición, sencillo y rectangular, se envuelve en blancas paredes y suelo de hormigón; es iluminado con luz artificial pero también a través del generoso ventanal que ofrece a los visitantes la vista hacia el jardín y la casa del artista.

GG, 2014