pdf Casa Ciclópea Casa Ciclópea
Con más información
Descargar
comentarios
Obras

Casa Ciclópea. Ensamble Studio

Editado por NuriaPrieto

Vivienda unifamiliar en Brookline, MA, EEUU

Fotografía: Roland Halbe

En su primera parada de camino a casa, Ulises llega a la cueva del Cíclope, un constructor feroz y fuerte que veía a través de un único punto. Y allí queda encerrado hasta que usa su ingenio para escapar y va a donde los vientos lo llevan.

La Casa Ciclópea se construye mediante el vigor del constructor y el ingenio del ingeniero, para iniciar un viaje desde el lugar de su fabricación -Madrid- hasta el lugar donde definitivamente yace -sobre un antiguo garaje, el patito feo de un barrio residencial en Brookline, EEUU-. El kit de piezas que se compone la casa integra elementos prefabricados de gran dimensión, cada uno de los cuales resuelve de manera compacta estructura, cerramiento, instalaciones, acabados y mobiliario; permitiendo el montaje rápido de la nueva arquitectura tras su largo viaje transatlántico. El garaje de una sola planta, construido con bloques de hormigón, es lo suficientemente sólido como para soportar el peso de los recién llegados, que lo transformarán en una vivienda de dos plantas, tecnológica y espacialmente adaptada a la vida de sus usuarios.

En contraste con el espacio compartimentado de la planta baja, la nueva arquitectura ensamblada define una habitación de planta libre en doble altura y escala monumental. En ella, estructura e infraestructura se concentran en el perímetro, permitiendo que el espacio pueda ser compartido por diferentes funciones durante el día o transformado en el tiempo. Cada elemento prefabricado se especializa en una acción –cocinar, asearse, almacenar, estar, comer, dormir, trabajar, mirar-; juntos resuelven todas las actividades domésticas básicas y configuran un contenedor espeso que abraza el espacio para proporcionar confort térmico adecuado, privacidad, y aberturas estratégicamente ubicadas que garanticen ventilación cruzada, luz natural y vistas diagonales. El contacto visual con el exterior se minimiza en los tres lados que lindan con casas vecinas mientras que, del lado de la calle, una gran ventana -el ojo del cíclope- se abre para que el espacio interior pueda mirar a los árboles que hay en frente e imaginarse en medio de un parque.

Para evitar la sobrecarga de la estructura preexistente o el refuerzo de sus cimentaciones, se emplea un sistema constructivo ultraligero que da forma a los nuevos elementos: núcleos de espuma -aire en un 98%- reforzados con perfiles de acero y protegidos a fuego por una delgada capa de cemento y fibra. Las juntas secas y la ligereza del material permiten que los diferentes elementos se produzcan remotamente -incluyendo acabados y mobiliario-, se transporten con comodidad en contenedores marítimos de dimensiones estándar y se monten rápidamente siguiendo una secuencia rítmica -cuidadosamente planeada de antemano.

A diferencia de la pesada y fría piedra que impedía Ulises de salir de la cueva, la Casa Ciclópea es ligera y cálida, debido a su falta de masa y a su abrigo de aire. Se sienta y mira sin ser vista, entrelazando sus elementos después del viaje. Siempre dispuesta a emprender un nuevo viaje.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ