Obras

Plaza en Puertochico. Garciagerman Arquitectos

Editado por NuriaPrieto

La plaza, un espacio en origen residual sobre la cubierta del Mercado de Puertochico de Santander debido a su elevación, se reconecta a la ciudad mediante la construcción de un amplio tramo de escaleras que actúa a modo de graderío y zona de estancia, orientado hacia la actividad urbana y el sol de la tarde. Esta operación proporciona un fácil acceso al nuevo espacio público, del que la ciudad se apropia, y en el que se incorporan zonas de juegos para niños, bancos y parterres con vegetación alrededor de un espacio disponible.

La nueva intervención reduce deliberadamente el rango de gestos y materiales en un intento de introducir un contrapunto abstracto y homogéneo frente a un entorno urbano discordante.

El pavimento se realiza a partir de la repetición de una única pieza a modo de alfombra, basada en un patrón modular que genera ilusiones ópticas, dando al usuario la sensación de encontrarse sobre un suelo en tres dimensiones, descontextualizando el preexistente Centro Cultural que parece flotar sobre esta alfombra. La percepción cotidiana de la plaza desde arriba, dada la altura de los edificios circundantes, y dada la condición altamente topográfica de Santander y las calles de alrededor, justifica la visión aérea como la más característica del proyecto. Las piezas de pavimento están realizada por EcoGranic®, hormigón prefabricado de alta resistencia, compuestas de un 30% de material reciclado y que filtran el óxido de nitrógeno (NOx).

El diseño del mobiliario urbano, dispuesto en largas líneas perimetrales, resulta de unificar diferentes funciones en un híbrido de banco, barandilla, parterre, jardinera y peto, unificando estas funciones y resolviéndolas con un solo detalle constructivo. Los bancos lineales, de acero y hormigón con acabado de madera tecnológica, y los bancos circulares que rodean montículos de caucho, incorporan un sistema de iluminación propio, así como también lo hacen barandillas y parterres, evitando la necesidad de farolas e iluminando desde los propios elementos arquitectónicos.

La plantación se compone de especies aromáticas y flora autóctona de origen Atlántico, con un requerimiento mínimo de mantenimiento. Se organiza en bandas paralelas produciendo láminas de color, y tamizando selectivamente las vistas inmediatas de los alrededores.

Descarga *.pdf con más información AQUÍ