comentarios
Lugares

Dragón de contrachapado de abedul

Editado por Tectónica

En 2012 un grupo de estudiantes del California College of Arts, dirigidos por la profesora Sandra Vivanco, se encargaron de realizar la escultura articulada que representaría el año del Dragón de agua en desfile del Carnaval de San Francisco. Los estudiantes además manejaban el lema de “Crossing Borders, Bridging Cultures”, un lema que reforzaba la idea del mestizaje de culturas que caracteriza San Francisco.

Para la construcción del dragón contaron con la ayuda y asesoría técnica de la firma Barker O’Donoghue.

Concibieron la articulación de la escultura de una manera muy  intuitiva a través de maquetas en tres dimensiones realizadas con cartón, que luego se revisaron y redefinieron teniendo en cuenta exigencias estructurales y limitaciones dimensionales.

El resultado fue un exoesqueleto que contenía una precisa geometría. En la propuesta había un deseo de homogeneidad material que potenciara la imagen de la continuidad en el movimiento de la figura y además había un doble propósito: crear una figura ondulante a lo largo del desfile, y un estructura que, detenida, ofreciera espacios de encuentro en su interior y a su alrededor.

Se estudiaron diversas opciones para definir el material con el que se construiría y finalmente se optó por resolverlo mediante piezas en contrachapado de abedul báltico.