comentarios
construcciones

MHI

Editado por CQ

Este proyecto está destinado a demostrar la viabilidad de la localización de estas turbinas en  alta mar, donde los vientos son más fiables. El experimento, un proyecto conjunto de 10 de las principales firmas de ingeniería del país y de la Universidad de Tokio, para intentar hacer frente a la catástrofe nuclear de Fukushima Daiichi de marzo de 2011. El gobierno fraguó el plan en agosto de 2011, apenas seis meses después del terremoto de Tohoku.

El proyecto  se basa en las últimas técnicas de ingeniería marina utilizadas para la producción de petróleo y gas en aguas profundas. A 200 m de altura, las turbinas se apoyarán sobre una plataforma trípode semisumergible (la mitad hundida-) formada por tres grandes cilindros huecos, también conocidos como “largueros”. Flotando al lado del trípode otro semisumergible, con un solo mástil, que alberga la subestación. Los mástiles flotantes estarán equipados con la última tecnología para reducir el cabeceo y el balanceo en mar gruesa, y serán anclados al fondo marino con  una cadena de casi un kilómetro de longitud. Cada eslabón de la cadena pesa 200 kg.

aa

fukushima nn20131112a4a-870x625